Carlos Castell: “Son las nuevas tecnologías las que orientan nuestro despacho de abogados”

Carlos Castell: “Son las nuevas tecnologías las que orientan nuestro despacho de abogados”

Castell Abogados es un despacho multidisciplinar con un gran foco en la abogacía online y en las nuevas tecnologías. Al frente del bufete se encuentra Carlos Castells twitter linkedin, un emprendedor nato que lleva toda su vida vinculado a Internet. Tanto es, que ya a los 16 años fundó una web para invertir para invertir en bolsa.

Carlos nos habla de la evolución de su despacho y de sus otras iniciativas emprendedoras en esta entrevista para MásQueNegocio.

¿Cómo surgió la idea de Castell Abogados?

Fusión Pro Autónomos

Castell Abogados, despacho de abogados situado en Palma de Mallorca y que da servicio a todas las islas, no fue mi primer proyecto al terminar la carrera. De hecho, Castell Abogados nació mucho antes de terminar mis estudios de Derecho

Abrir un despacho de abogados parece que tenía que ser algo natural en mí, ya que mi profesión iba a ser la de abogado y era un paso que probablemente daría en algún momento. Pero lo tuve que dar antes de tiempo, casi sin pensarlo mucho, debido a las visitas que empezaba a tener mi página web. 

Mi hobby y mayor pasatiempo es Internet. Desde muy joven he estado involucrado en el mundo online, creando webs, diseñando estrategias online y emprendiendo en negocios en la red. Paralelamente a mis estudios y a mi hobby, creé una web de abogados relacionada con la idea de un futuro despacho. 

¿Cómo ha sido la evolución del despacho?

Lo que nació siendo una prueba en el mundo de la abogacía online, con una página web de lo más básico alrededor del año 2010, se ha convertido en un despacho físico multidisciplinar que atiende a gente de todas las nacionalidades. En Castell Abogados somos actualmente cuatro personas que nos dedicamos a un área del derecho exclusiva para cada uno de nosotros, y tenemos colaboradores que nos dan una mano en épocas de mucho trabajo. De una web que nació en el sofá de mi casa familiar, a un despacho de 200 metros justo al lado de los juzgados y que tiene mucha vida, con abogados yendo y viniendo, reuniones de equipo y citas con clientes que nos contratan para que les asesoremos o representemos en cualquier asunto legal. 

El bufete está orientado a las nuevas tecnologías. Cuéntanos el uso que hacéis de ellas…

A veces creo que es al revés. Realmente son las nuevas tecnologías las que orientan el despacho de abogados. Nosotros solo nos adaptamos a los cambios tecnológicos, intentando involucrarnos en ellos cuando surgen. En este periodo de 11 años hemos pasado por diferentes fases: de una web básica a red de páginas web profesional, de un perfil en redes sociales a una red de perfiles, de crear contenido propio para mi web a crearlo para webs más influyentes, miles de cambios en la forma de expresarnos para adaptarnos a los criterios del momento… y mucha prueba-error. Nuestra idea es seguir enfocados en el público digital, en los clientes que nos encuentran online, adaptándonos a todas las novedades y posibilidades en el mundo de Internet que están por venir. 

¿Qué servicios ofrecéis en Castell Abogados?

Castell Abogados es un despacho de abogados multidisciplinar. Empezamos llevando solo casos de derecho Penal, pero la demanda de derecho Civil fue creciendo con el tiempo. Ahora también llevamos derecho Laboral, Urbanístico e Internacional, con abogados bilingües que trabajan exclusivamente para clientes internacionales.

¿Cuántos profesionales trabajáis actualmente en Castell Abogados?

Somos cuatro abogados fijos, aunque, como he dicho antes, en momentos puntuales contamos con colaboradores que nos echan una mano o con los que trabajamos en casos concretos. Uno de nuestros colaboradores habituales está basado en Londres, por lo que es muy útil para nuestro despacho contar con alguien en el Reino Unido, uno de los países que más clientes internacionales nos trae. 

Entre vuestras especialidades está el Compliance. ¿Qué importancia tiene? ¿Es relevante también para pequeños negocios y autónomos?

Nuestro servicio de Compliance está dirigido a grandes corporaciones, siendo un servicio de asesoría o de gestión externa. Al final, el concepto de compliance es el cumplimiento normativo y cumplir con la legalidad no es algo solo de grandes empresas, sino que también lo tienen que hacer pequeñas empresas y autónomos. Para atenuar una eventual responsabilidad penal, cualquier empresario, grande o pequeño, debería adecuarse a un programa de Compliance. 

¿Cuáles son vuestros planes para el futuro inmediato dentro de Castell Abogados?

Durante un tiempo, tuve la oportunidad de vivir en el extranjero, en Reino Unido, donde además tengo una parte de familia que vive allí permanentemente. Cuando estuve allí me encontré con tres mil problemas con la casa, contratos, coche e inversiones que me desesperaron bastante. Todo mejoró cuando encontré un solicitor que me ayudó con todas las gestiones que tenía pendientes. Y esto mismo quiero ofrecer aquí, servicios integrales para clientes internacionales con el objetivo de ayudarles en su día a día y facilitarles la vida en España. Por eso creé Castell.Law, una web dedicada exclusivamente a estos clientes que buscan un experto local en leyes, trámites y asesoría. 

“No me imagino emprender nada sin conexión a Internet”

Tienes un perfil de emprendedor nato. Cuéntanos cuál fue tu primera iniciativa emprendedora y a qué edad

Siempre he sido muy autónomo, de pequeño ya jugaba a dirigir empresas y cuando tuve un ordenador propio, justo al empezar la universidad, empecé creando y monetizando páginas web, como la mítica inviertaenbolsa.com que fue la web de bolsa líder en España durante muchos años.  

Tienes otras iniciativas, como una calculadora penal o la web www.penal.pro ¿En qué consisten?

Al final, lo que me interesa es facilitar el trabajo, las gestiones y la vida a la gente. Y tanto la calculadora de penas como penal.pro tienen este objetivo. La calculadora de penas es un recurso para abogados y profesionales de la justicia. También para periodistas especializados en temas jurídicos. Nos pasamos mucho tiempo calculando, con libros y calculadoras propias, las penas de nuestros clientes o adversarios. Con esta herramienta facilitamos el trabajo y ahorramos tiempo. Yo soy el primer beneficiado, por lo que estoy muy orgulloso de haber creado algo que me ayuda en mi día a día. 

Y penal.pro es una web de consulta donde podemos encontrar todos los artículos del Código Penal y la Ley de Enjuiciamiento Criminal actualizados. Todo lo que necesitan los profesionales del derecho Penal para llevar a cabo su trabajo. 

Además de tu tarea como abogado, llevas el mantenimiento y el posicionamiento de todas estas webs…

Exacto, mi misión diaria es mantener estas páginas web a flote, solucionar los problemas técnicos y velar porque funcionen sin problemas. Además, gestiono colaboraciones con medios y me encargo de su posicionamiento natural. 

¿Te defines más como emprendedor o como abogado?

A mí me gusta más verme como emprendedor porque creo que es la parte más divertida de mi día a día y de donde surgen más anécdotas. Como abogado, dedico muchas horas al estudio de los casos, a la lectura y a la escritura. Es un trabajo más serio y que implica menos improvisación. Además, como director del despacho me encargo de los grandes casos, que se pueden alargar años, y esto me hace ser muy ordenado y metódico con toda la información que manejo y los plazos. Los nuevos negocios me inspiran y me despejo pensando en nuevas oportunidades online. Mi hobby seguirá siendo internet, de donde me viene una ola de creatividad enorme donde sí puedo jugar un poco más sin que la vida de nadie se vea comprometida. 

¿Qué importancia ha tenido Internet en tu labor como emprendedor?

La tiene toda. Aun creando un negocio físico, empezaría con la estrategia y versión online de este. No me imagino emprender nada sin conexión a Internet. 

¿Es fácil o difícil emprender en España?

Nunca me lo he planteado porque para mí no ha habido otra opción. Me apetecía emprender y así lo hice. Además, veo a mi alrededor gente que depende de empresas y en ocasiones he pensado que más difícil es ser un empleado de una empresa. Eso sí, creo que los gastos e impuestos que implica ser autónomo en España están desfasados y animaría a los gobernantes a que pusieran soluciones a esto. Ahora, por la crisis, donde muchos jóvenes se han quedado otra vez sin trabajo, sería un buen momento para impulsar acciones hacia el autoempleo. 

Castell Abogados en  twitter facebook linkedin YouTube instagram-boton


Carlos Castell: “Son las nuevas tecnologías las que orientan nuestro despacho de abogados” Movistar MásQueNegocio

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies