Crecen los fraudes online tras la pandemia del coronavirus

Crecen los fraudes online tras la pandemia del coronavirus

La digitalización avanza imparable en los últimos meses como consecuencia de la pandemia del coronavirus. La implantación del teletrabajo para millones de empleados de todo el mundo, así como el uso de canales digitales para realizar contrataciones o compras online ha disparado en este periodo los intentos de fraude online por parte de los cibercriminales.

En este contexto, el 37% de las compañías denuncia el oportunismo de los estafadores y el aumento de nuevos tipos de fraude online como consecuencia de la pandemia del coronavirus, según el Informe de Fraude 2020 de Experian, compañía tecnológica especializada en servicios crediticios, analítica avanzada y data.

La situación de confinamiento total vivida en el inicio de la pandemia empujó a un gran segmento de la población, tradicionalmente con pocos conocimientos digitales, hacia el canal online con los riesgos inherentes que ello conlleva y sin la protección de ciberseguridad adecuada. Unos condicionantes utilizados por los defraudadores para aprovechar la coyuntura y acometer un mayor número de actos fraudulentos durante este tiempo. 

Fusión Pro Autónomos

Estafas, phishing y malware son sólo algunas de las amplias tácticas utilizadas por los ciberdelincuentes, cuyo mayor objetivo es el beneficio económico y el acceso a datos personales.

Sim swap, robo de cuentas bancarias o phishing, fraudes emergentes durante la Covid19

Con motivo de la celebración de la ‘International Fraud Awareness Week’que se celebra del 15 al 21 de noviembre,los expertos de Experian analizan las tendencias de fraude que han aumentado más en los últimos meses y cuya correlación es directa con el incremento de las interacciones en los canales digitales. Una de las técnicas de fraude más utilizadas es el Sim Swap mediante el cual los ciberdelincuentes son capaces de duplicar la tarjeta SIM del teléfono con el fin de usurpar la identidad e identificarse en el banco para acceder a las cuentas bancarias.

Otra de las estafas más comunes durante la pandemia del coronavirus es la relacionada con el phishing. Una técnica en la que los estafadores intentan robar datos confidenciales e información personal, incluidos nombres de usuario, contraseñas y datos de tarjetas de crédito, suplantando la identidad de una entidad bancaria de forma fraudulenta. Asimismo, los analistas de Experian también señalan un aumento del robo de cuentas bancarias como uno de los fraudes en auge. Los ciberdelincuentes son capaces de tomar el control de las cuentas bancarias de los clientes afectados para vaciarlas o hacer cargos con la tarjeta de crédito.

Los cibercriminales se adaptan rápido a los cambios que se están produciendo y son oportunistas para explotar las crisis, por lo que las compañías deben invertir en la prevención del fraude para evitar riesgos reputacionales y económicos, La adopción de tecnologías punteras basadas en Aprendizaje Automático e Inteligencia Artificial para el análisis de los datos y la toma de decisiones en la prevención del fraude de las compañías es clave para prevenir las crecientes ciberestafas.

Rita Estévez, CEO y Presidenta de Experian España y Portugal

Tecnología innovadora para prevenir el fraude online

El Informe de Fraude 2020 de Experian destaca que casi la mitad (42,6%) de los encuestados afirma que sus recursos para la prevención del fraude son insuficientes. Con el fin de que las compañías luchen contra el fraude, el uso de herramientas tecnológicas basadas en Analítica Avanzada, Aprendizaje Automático e Inteligencia Artificial son las mejores aliadas para prevenir este tipo de actos fraudulentos, por lo que se espera un aumento de su uso por parte de las compañías en los próximos meses.

Estas soluciones permiten la verificación de la identidad digital de clientes, el análisis de los datos del dispositivo utilizado, incluir variables como el email como medida de prevención del fraude, etc. en definitiva analizar y tomar decisiones sobre una gran cantidad de datos que se pueden recoger de clientes online tanto existentes como nuevos. Todo ello en aras de prevenir y detectar el fraude para evitar cuantiosas pérdidas que impactan a la cuenta de resultados y a la reputación de la empresa.


Crecen los fraudes online tras la pandemia del coronavirus Movistar MásQueNegocio

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies