5 ideas fundamentales para crecer tu negocio en 2020

5 ideas fundamentales para crecer tu negocio en 2020

Nos acercamos al ecuador del año 2020, y sin duda el coronavirus ha marcado mucho en este tiempo, pero pese a ello hay sectores y profesionales que se han visto reforzados. Este puede ser un gran año para tu compañía, aunque cueste de creer a primera vista. ¿Por qué? Porque toda crisis trae consigo oportunidades: el éxito se consigue sabiendo aprovecharlas.

Si quieres triunfar este año, aplica 5 ideas fundamentales para crecer tu negocio en 2020. Todo pasa por optimizar procesos, maximizar beneficios, sacar partido a la tecnología, además de algunas claves más que te explicamos a continuación.

1. Lleva un control exhaustivo de tu facturación mes a mes

Como dice un proverbio japonés o Haiku, “cuando no sabes hacia dónde navegas, ningún viento es favorable”. La clave es tener claros unos objetivos cuantitativos a nivel de facturación, y llevar un control constante de lo que está pasando. La definicion de facturacion es básicamente el total de lo ingresado, pero no olvidemos que hay que analizar también los gastos y los impuestos (IVA e IRPF).

Fusión Pro Autónomos

Hay muchas herramientas que permiten tener una visión global a nivel financiero de tu negocio. Lo importante es que revises esos datos de forma habitual, y que puedas adquirir datos generales como gastos fijos, porcentaje probable de desviaciones anuales, tasa de crecimiento y demás.

Una vez tengas claro el análisis, recuerda tomar medidas concretas que mejoren esas cifras. No se trata sólo de analizar, sino de convertir esos datos en cambios, que ayuden a que tu negocio crezca este año 2020. Una visión clara de dónde tienes gastos fijos y variables, y dónde tienes más beneficios, te permitirá hacer crecer tu negocio.

Por ejemplo, puedes identificar gastos fijos que puedan ser recortados, clientes que estén generando menos ingresos y a los que se les pueda hacer upselling, o dar con las oportunidades más rentables para potenciarlas.

2. Apóyate en la tecnología para mejorar tu productividad

La tecnología puede distraernos del trabajo, pero sin duda también nos salva muchas veces, y puede hacer que ganemos muchas horas de rendimiento. Hay una gran cantidad de tareas diarias de todos los trabajadores en un negocio que restan eficiencia a nivel global. Emails haciendo seguimiento de tareas, reuniones que se hacen eternas o procesos repetidos de distintas formas en diversos departamentos. La tecnología es una gran aliada para solucionar esto, automatizando e integrando las actividades de la empresa al máximo, para poder centrar las energías en lo más importante.

Por ejemplo, es posible que un buen software te permita ahorrar muchos emails de ida y venida, o incluso el uso de varios documentos de Excel. Además, este tipo de herramientas facilitan que la comunicación sea más ágil y la información mejor integrada, evitando así errores o incidencias que también tienen un impacto en el rendimiento diario.

Por otro lado, la productividad también se puede mejorar mucho con medidas que afectan a la gestión de personas y de los recursos. Reducir la duración de las reuniones suele ser una práctica eficaz y establecer protocolos de comunicación facilita mucho el trabajo. También hay tecnología de trabajo en equipo que ayuda a la gestión de proyectos y tareas, como Slack o Trello.

Por otro lado, las acciones de mejora de la eficiencia energética pueden suponer un beneficio a medio y largo plazo, reduciendo costes mientras al mismo tiempo se ayuda al Planeta. Por ejemplo, puedes hacer cambios estructurales de tus equipos de trabajo que supongan una reducción de costes en electricidad. También puedes incentivar nuevos hábitos en tus trabajadores que fomenten la optimización de recursos en el día a día.

3. Consigue el máximo alcance con una estrategia de marketing online

Una empresa del siglo XXI debe estar en el mundo online, con su página web actual, sus redes sociales y demás. No estar en Internet equivale a no existir. Además, en los últimos meses esta necesidad se acentúa aún más.

Hoy aún es más importante que tu empresa tenga presencia digital, si quieres hacer crecer tu negocio en 2020. No solo se trata de que tengas una carta de presentación adecuada para tus actuales clientes. Por supuesto que es importante cuidar tu imagen en Internet, sin embargo aún le puedes sacar mucho más partido que el puro branding. Una buena estrategia de marketing online permitirá a tu empresa captar nuevos clientes e incluso abrir nuevas líneas de negocio.

Algunas de las prácticas más recomendadas para disparar tu éxito online son:

  • El posicionamiento orgánico con estrategias SEO en tu web y blog
  • Campañas de pago en Google Adwords, Facebook Ads o LinkedIn
  • Creación de un ecommerce para comercializar tus productos o servicios aprovechando los canales digitales
  • Publicaciones habituales de tu marca en las distintas redes sociales
  • Generación de interacciones con usuarios en las redes sociales, en grupos, foros y demás
  • Email marketing de captación y fidelización, con newsletters, códigos promocionales, información práctica y otros
  • Organización de webinars o encuentros digitales exclusivos
  • Generación de contenido de calidad como infografías o ebooks gratuitos
  • Creación de nuevos productos digitales para comercializar, como infoproductos (ebooks de larga extensión, cursos online, sesiones online de consultoría…)

Delegar los servicios de marketing digital en profesionales es una buena opción, si quieres que los expertos lo hagan por ti y puedas centrarte en lo tuyo. No basta con tener una página de LinkedIn para que te sigan y vendas tus productos online, por ejemplo. Un profesional sabe que hay una serie de buenas prácticas que marcan la diferencia.

Además, ten en cuenta que el mundo del marketing online evoluciona constantemente. Los algoritmos cambian, la tecnología se va actualizando y las tendencias de los usuarios también van ajustándose. Los que dominan el tema se mantienen al día de estas tendencias y pueden asesorarte en todo momento.

4. Adelántate a los cambios

¿Cómo será el mundo en 2025? Es difícil calcular eso, porque nunca se sabe el futuro. Además, con la crisis de la COVID-19 que estamos viviendo, actualmente es un misterio incluso cómo acabaremos el año 2020. La situación actual es incierta y cambiante, pero sin duda por el momento muestra una tendencia al alza en oportunidades en el entorno digital. Seguir de cerca lo que va sucediendo y mantener una escucha constante del mercado te hará más adecuado a cada nuevo entorno.

La clave es estar atentos para saber aprovechar las ocasiones que se van presentando y las tendencias del momento. La formación continua también permite adelantarse, con un equipo de talento preparado para lo que se avecina mes a mes, y año tras año.

Por otro lado, no olvides tener buenos planes de contingencia para tu empresa. ¿Qué plan B tienes si hay un cambio drástico en el mercado o determinado sector quiebra? Una buena práctica para asegurar una facturación estable o creciente a la larga es la diversificación. Si tu negocio trabaja en diferentes sectores, tienes más probabilidades de que resista aunque haya cambios drásticos como el que ha sucedido este año con la pandemia.

Más allá de tu cartera de clientes actual, siempre conviene mantener activa la captación de nuevos clientes y la fidelización constante mediante campañas de descuentos, promociones, concursos, actividades de sensibilización, networking y demás.

5. No descuides el lado más humano

Cuando pensamos en hacer crecer un negocio, podemos caer en analizar las cifras económicas y variables puramente técnicas, olvidando el lado de las personas. El rendimiento se ve afectado por el bienestar, la motivación, el trabajo en equipo, la conciliación…

Además, cuidar el trato personal no solo afecta a nivel interno, sino también en cuanto a trato con clientes. Ofrece una atención humana y cercana a los clientes, dentro de lo posible. Si bien automatizar al máximo tu trabajo permitirá mejorar la eficiencia, dejar cierto espacio para personalizar la relación con el cliente te permitirá generar confiabilidad, satisfacción y sostenibilidad en el tiempo.

A veces solo es cuestión de motivar a tus empleados de atención al cliente, porque si ellos están felices en su trabajo transmitirán sus palabras con más amabilidad. Además, también puedes tener buenas prácticas de trato cercano a través de los mensajes en redes sociales, los emails y demás.

Conclusión

En resumen, recuerda:

  • Lleva un buen control de tus finanzas a diario y mes a mes
  • Reduce al mínimo tus gastos, dentro de lo viable
  • Optimiza los procesos de tu empresa con herramientas de software eficaces
  • Apóyate en el mundo digital para aumentar tu alcance
  • Innova y diversifica para abrir nuevas oportunidades
  • Mantén la atención a la evolución del mercado
  • No descuides el trato personal mientras automatizas

Como ves, tu negocio puede salir aún más reforzado de esta situación complicada que estamos viviendo. Si quieres que 2020 sea un gran año de buenos resultados para tu empresa, no te quedes esperando a que pase la tormenta. Prepara tu navío, sal al mar, y enfréntate a los retos, aprovechando también las olas en tu favor. ¡Mucha suerte y éxitos para tu negocio en 2020!

Italo Viale

Co-fundador de Outreach Humans, agencia especializada en performance SEO para compañías de software B2B. También co-fundador de Topagencias - un marketplace B2B que une a las mejores agencias con los mejores proyectos.


5 ideas fundamentales para crecer tu negocio en 2020 Movistar Italo Viale

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies