Influencer o microinfluencer: ¿Cuál es más efectivo?

Influencer o microinfluencer: ¿Cuál es más efectivo?

Cada vez hay más influencers y con más peso en internet. Desde que empezó este fenómeno con los primeros “bloggers”, el negocio no ha hecho más que aumentar. Diversos estudios estiman que en estos últimos tres años la inversión de agencias y marcas en esta técnica de marketing ha crecido, nada más y nada menos, que un 700%. De hecho, los datos aseguran que ya mueve alrededor de 100 millones de euros al año.

Lo que está claro es que los influencers están revolucionando el mundo del marketing. Las marcas se han dado cuenta de que la forma en la que compramos ha cambiado. La tradicional venta directa ya no consigue los mismos resultados que una venta sutil y no intrusiva. Esta es la clave del éxito de los influencers. O lo era hasta la popularización de un fenómeno que está cogiendo cada vez más protagonismo: los microinfluencers. Pero ¿cuál es la diferencia entre un influencer y un microinfluencer? ¿En cuál debe invertir una marca?

¿En qué se diferencian los influencers y los microinfluencers?

Empecemos por definir ambos conceptos. Se le llama “influencer” a aquellas personas que tienen la capacidad de generar opiniones y reacciones. Por lo general, son líderes de opinión y figuras mediáticas especializados en un ámbito y que cuentan con la credibilidad de sus seguidores. No necesariamente deben ser expertos en un tema, pero suelen estar a la última y pendientes de las nuevas tendencias gracias a las redes sociales. La influencia de estas personas sobre su público es lo que tanto atrae a las marcas, que les utilizan como medio para publicitarse.

En contra de lo que muchos creen, convertirse en influencer no es tarea fácil ni un golpe de suerte, y menos hoy en día que surgen nuevos personajes constantemente. Es necesario generar una marca personal rentable y sostenible a largo plazo, detrás de la cual existe toda una estrategia muy trabajada. Por eso, cada vez son más las escuelas y universidades que ofrecen programas de formación sobre cómo convertirse en influencer y las claves para conseguir el éxito. Este es el caso del Postgrado en Influencer Profesional de IEBS, que está dirigido a aquellos que quieren adquirir las habilidades necesarias para crear una comunidad de seguidores y sumarse a una de las profesiones con más futuro de la era digital.

Los microinfluencers,por otro lado, no tienen una definición estipulada. Generalmente, eso sí, se conocen como microinfluencers a todos aquellos usuarios y creadores de contenido en las redes sociales. Suelen cubrir un nicho mucho más específico que los influencers, y la principal diferencia entre ambos es que el número de seguidores de este grupo es menor, suele oscilar entre 5.000 y 100.000.

Las redes sociales por excelencia donde predominan los influencers y los microinfuencers son Instagram y YouTube.

Influencers o microinfluencers, ¿por cuál decantarse?

Antes de decantarse por un influencer macro o micro, hay que saber qué ventajas tiene cada uno.

INFLUENCERS

  • Más audiencia

Como se ha explicado anteriormente, el número de seguidores de un influencer es superior a 100.000, mientras que los microinfluencers tienen de 5.000 a 10.000. En este caso, si la marca quiere vender un producto genérico, no excesivamente específico, eligiendo al influencer correcto podrá llegar a audiencias multitudinarias.

  • Más repercusión

Hay algunos influencers que no solo llevan a cabo acciones de marketing y publicidad, sino que sus colaboraciones consiguen más repercusión de la esperada debido a su capacidad de mover masas. De hecho, algunas de los influencers más importantes consiguen, por ejemplo solo siendo invitada a un evento, que medios de comunicación de todo tipo hagan eco de su participación con una marca. Lo que acaba suponiendo publicidad indirecta totalmente gratuita.

  • Credibilidad

En cuanto a la credibilidad, si bien es verdad que los microinfluencers son más cercanos a su público, los seguidores de un influencer ven en ellos un líder de opinión. Que todo lo que diga es cierto, o que si recomienda un producto es porque realmente lo ha probado y le ha ido muy bien. Creen en su ídolo digital.

  • Productos genéricos

Mueven masas de gente. Algunos cuentan con millones de seguidores en redes sociales como Instagram. Una audiencia, eso sí, difícil de medir y de segmentar, ya que tienen todo tipo de público. Por eso, los influencers son perfectos si tu objetivo es llegar a muchas personas y no a una audiencia precisamente específica. En casos donde se prioriza la cantidad a la calidad.

  • Marca personal más desarrollada

Su marca personal está mucho más desarrollada. Por lo general, a cada líder digital se le relaciona con algo, por ejemplo, moda, deportes, salud, etc. Por lo tanto, cuando una marca elige que le publicite un influencer automáticamente la empresa es asociada con los valores y las opiniones de esta persona. Esto puede jugar a tu favor, pero si no se maneja bien también en tu contra.

  • Más alcance:

Actualmente Instagram restringe ciertas funciones a los usuarios con pocos seguidores y favorece a los influencers. Por ejemplo, si cuentas con menos de 10.000 seguidores tienes limitadas algunas funciones, como la de deslizar hacia arriba en las stories.

MICROINFLUENCERS

  • Menos riesgo

Mientras la popularidad de los influencers puede jugarte una mala pasada siendo relacionado con tu marca en el caso de tener una crisis, los microinfluencers suponen mucho menos riesgo al no tener una audiencia tan multitudinaria.

  • Posicionado como experto

Los seguidores de influencers suelen catalogarse como fans. Ven a sus líderes digitales como celebrities. En cambio, los seguidores de microinfluencers tienen una relación mucho más cercana y estrecha con la persona. Estos personajes son considerados expertos en su especialización, y generan mucha más confianza.

  • Nicho

Dar con un microinfluencer con un público muy especializado es una gran ventaja si encaja con el de tu producto. Por ejemplo, no tiene sentido que quieras vender unas zapatillas de trail running a un influencer con 1 millón de seguidores, pues no vas a conseguir los resultados que buscas por mucha audiencia que tengas. Deberás buscar un microinfluencer especializado en este deporte, cuyos seguidores compartan su misma afición.

  • Más barato

Es lógico que cuanto menos alcance tenga más baratas serán sus tarifas a la hora de contratar. Además de ahorrarte dinero, decantarse por microinfluencers te da la posibilidad de colaborar con varios a la vez por su accesibilidad.

Una vez finalizada la colaboración lo más importante es que midas el resultado de las acciones. Sabrás si la estrategia ha funcionado o no, o si tienes que optar por otra. Recoge el número de menciones a la marca, el contenido de estas, las reacciones, el posicionamiento web, el tráfico de la web corporativa, etc. Y si lo que quieres es convertirte en influencer o trabajar en campañas con ellos, no dudes en formarte con el Postgrado en Influencer Profesional de IEBS, ¡totalmente adaptado a las necesidades de las nuevas profesionales!


Influencer o microinfluencer: ¿Cuál es más efectivo? Movistar MásQueNegocio

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies