Crecen la mensajería instantánea, el ecommerce y la economía colaborativa

Crecen la mensajería instantánea, el ecommerce y la economía colaborativa

La gente cada vez habla menos por teléfono y utiliza cada vez más las aplicaciones de mensajería instantánea (WhatsApp, Facebook Messenger o Telegram), que crece de forma imparable como primera forma de comunicación.

Este hecho está avalado por los datos del Panel de Hogares de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) relativos al IV trimestre de 2017, en España que recoge el informe Sociedad Digital en España 2018.

Una afirmación que se sustenta en algunos datos interesantes, como que el uso diario de la mensajería instantánea casi duplica al de llamadas por móvil y fijo, o que el 60% de la población envía mensajes instantáneos varias veces al día, mientras que un 24% llama por móvil y solo un 12% por el fijo.

Fusión Pro Autónomos

Este uso es especialmente significativo en el caso de los jóvenes: de hecho, comienza a hablarse en el mundo anglosajón de la «Generation Mute», caracterizada por su preferencia por la mensajería instantánea en lugar de la llamada telefónica tradicional y sus habilidades para trabajar y colaborar en temas virtuales. En 2018, el 96,8% de los jóvenes españoles entre 14 y 24 años utilizó el WhatsApp como canal preferente para comunicarse con familiares y amigos.

Frente a los mensajes de WhatsApp, los SMS han quedado casi en desuso y solo se utilizan en contadas ocasiones. De hecho, casi 6 de cada 10 españoles nunca los envían.

El ecommerce crece un 33% en España

Otro hábito que está cada vez
 más incorporado a nuestro día a 
día es el de las compras por in
ternet. El comercio electrónico
 rozó en España los 9.000 millo
nes de euros en el primer trimestre de 2018, tras dispararse un 
32,8% con respecto al mismo
 periodo de 2017, según la Comisión Nacional de los Mercados y 
la Competencia (CNMC).

Donde más actividad se registró, por
 cantidad de ingresos, fue en los sectores de agencias de viajes y operadores turísticos, el transporte aéreo y la moda. En comercio electrónico, nuestra balanza comercial arroja un déficit de 2 651 millones, porque compramos en web del extranjero más de lo que desde el extranjero compran en nuestras web.

El ecommerce crece un 33% en España

Auge de la economía colaborativa

Así, uno de los ejemplos más destacados en el consumo de bienes y servicios a través de internet es la economía colaborativa. Según los datos del año 2018 de la Encuesta sobre equipamiento y uso de las tecnologías de la información y comunicación en los hogares, en los últimos 12 meses habían utilizado alguna página web o aplicación para concertar con una persona particular un alojamiento
 o servicio de transporte un total
 de 29,9 millones de personas, 
siendo entre ellas mayoritarias las
mujeres (15.020.762 mujeres y 
14.979.104 hombres).

Un 27,6%
 de la población ha utilizado en los
 últimos 12 meses alguna página
 web o app para concertar con otro 
particular un alojamiento, un
 21% lo ha hecho a través de webs 
o apps especializadas que hacen de intermediarias entre particulares, y un 15,9%, a través de otras páginas web como puedan ser las redes sociales.

La franja de edad que más utiliza la economía colaborativa para concertar alojamientos es la de 25 a 34 años (38,2%), mientras que son las personas de entre 65 y 74 años las que lo utilizan en menor medida (12,7%).

En cuanto a la concertación de servicios de transporte con otra persona particular, lo ha hecho un 13,5% de la población, siendo mayoritaria la utilización de páginas web o apps que hacen de intermediarias entre particulares (9,6 %), frente a otras páginas web como las redes sociales (7,3%).

Otra tendencia del año fue la de los récords en portabilidad de líneas en el mercado de las telecomunicaciones. 2018 empezó con máximos cambios de operador (más de 900.000 entre telefonía móvil y fija en enero), mientras que las portabilidades móviles volvieron a superar las 600.000 en mayo. En verano, en pleno mundial de fútbol, los cambios de operador volvieron a dispararse, según datos de la CNMC.

Redes sociales clásicas y surgimiento de Mastodon

En cuanto a las redes sociales, Facebook se mantuvo como la preferida (61%), aunque ha perdido 4 puntos en un año, seguida por Instagram (26%), y con porcentajes similares Google+ y Twitter.

A estas redes clásicas vino a sumarse otra que, aunque lleva activa un par de años, no fue hasta octubre de 2018 cuando logró popularidad en España (y otros países) y medios de comunicación comenzaron a dedicarle artículos. Se trata de Mastodon, una especie de Twitter de código abierto. Los tweets se llaman toots (aunque retweet es boost), el máximo de caracteres por post es de 500 y el icono es un mastodonte en vez de un pajarito.

Creada por Eugen Rochko, un desencantado con Twitter, como una alternativa a las plataformas comerciales para evitar que una compañía monopolice la comunicación, en verdad Mastodon es un servidor de red social. En su web, Mastodom se presenta como una federación articulada en miles de comunidades independientes, cada una con sus políticas de moderación diferentes.


Crecen la mensajería instantánea, el ecommerce y la economía colaborativa Movistar MásQueNegocio

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies