La banda ancha en España

La banda ancha en España

La expansión de la banda ancha continúa avanzando en nuestro país. Así, la cobertura de la red de acceso mediante fibra ya alcanza a más de seis de cada diez hogares españoles. Por su parte, la banda ancha de acceso móvil 3,5G ya alcanza prácticamente a la totalidad de los hogares españoles mientras que la cobertura para LTE ya es de más del 94% de los mismos, según los datos del informe Sociedad Digital en España 2017.

En cuanto a la prestación de servicios de comunicaciones electrónicas, la tendencia hacia la contratación de planes convergentes que incluyen televisión se está imponiendo, desbancando a otras ofertas como las dobles y triples, constatando así el éxito de las ofertas que proporcionan un mayor grado de empaquetamiento de los servicios.

España se sitúa por encima de la media de los países de la OCDE en cuanto a penetración de banda ancha fija (BAF). En diciembre de 2016, el número de suscripciones a banda ancha por cada cien habitantes en España se situaba en 30,5 mientras que la media de la OCDE era de 30,1. Destaca especialmente el crecimiento de las redes de acceso basadas en fibra óptica con un crecimiento interanual en el número de suscripciones a fibra del 56,6% para el periodo comprendido entre diciembre de 2015 y 2016.

Fusión Pro Autónomos

Esta cifra sitúa a España con el cuarto mayor crecimiento porcentual de los países de la OCDE, tan solo por detrás de Australia (121,9%), Nueva Zelanda (101,4%) y México (72,9%). Para el mismo periodo España es el séptimo país con mayor ratio de suscripciones a fibra respecto al total de suscripciones de banda ancha fija, con un porcentaje del 35%.

En lo que respecta a penetración de banda ancha móvil (BAM), España sigue siendo uno de los líderes mundiales. Así, durante el cuarto trimestre de 2016, se situaba en el decimoquinto lugar de los países de la OCDE con 89,2 líneas por cada cien habitantes, tras países como Japón (152,4), Finlandia (146,9), Australia (128,8), Estados Unidos (126,3), Dinamarca (123,2), Suecia (122,3) o Corea (109,6).

Alto nivel de despliegue de la banda ancha en España

Estas cifras responden al nivel de despliegue de banda ancha en España en los últimos años. Los datos sobre cobertura de las redes de banda ancha nacionales son muy positivos. En relación a la banda ancha fija, la fibra óptica hasta el hogar es la plataforma tecnológica que mayor crecimiento ha experimentado. El 62,8% de los hogares españoles contaba con cobertura FTTH a mediados de 2016, lo que se traduce en un incremento de 7,2 puntos porcentuales respecto a las cifras obtenidas a principios de ese mismo año (+12,9%).

Considerando la velocidad de transmisión, a mediados de 2016 el 70,1% de los hogares disponía de cobertura conjunta de banda ancha con servicios de como mínimo 100 Mbps proporcionada por al menos una red, lo que supone un crecimiento porcentual del 6,7% respecto de la cobertura alcanzada a principios de 2016. Para velocidades de más de 30 Mbps, la cobertura a mediados de 2016 era del 74,9%, experimentando un crecimiento del 5,2% desde principios del mismo año.

En lo referente a las redes de banda ancha móvil y diferenciando entre plataformas tecnológicas, la de mayor cobertura sigue siendo la banda ancha de acceso móvil 3,5G (UMTS con HSPA). De hecho, alcanza prácticamente al total de hogares españoles con un 99,7% de cobertura. En lo que respecta a las redes LTE, la cobertura 4G alcanzada es ya del 94,4% de los hogares nacionales lo que supone un incremento de 3,9 puntos porcentuales respecto al porcentaje registrado a principios de 2016.

Según datos de la CNMC, el número de líneas de BAF durante el último trimestre de 2016 era de 13.941.138, lo que supone un incremento porcentual interanual del 4,3%. Por segmentos, la mayor parte de las mismas presta servicios a usuarios residenciales, (11.180.208) frente a las 2.760.930 que dan servicio a negocios. Ambos experimentaron un crecimiento porcentual respecto al mismo trimestre de 2015 del 3,1 y 9,7%, respectivamente. Por tecnologías, a pesar de que la familia xDSL sigue dominando ambos segmentos, está siendo progresivamente reemplazada por la fibra. Así, el número de líneas xDSL que prestaba servicio a usuarios residenciales descendió en 1.221.675 líneas durante el cuarto trimestre de 2016 y se situó en un total de 4.854.890.

En el caso de la fibra, el número total de líneas contratadas se cifraba en 4.027.160 líneas, creciendo un 57,2% respecto a los datos obtenidos para el mismo trimestre del año anterior. En el caso de los usuarios de negocios, el número de líneas xDSL ascendía a un total de 1.454.247, lo que supone un descenso de 125.300 líneas respecto al periodo anterior. En el caso de la fibra se situaba en un total de 853.479 líneas, lo que supone un incremento porcentual interanual del 53,6%. Y es que la migración hacia tecnologías de banda ancha fija de alta velocidad continúa imparable.

En esta evolución hacia accesos de mayor velocidad, el cable (HFC) también sigue creciendo. En el caso de los usuarios residenciales, se contabilizaron un total de 2.185.817 líneas durante el último trimestre de 2016, un 3,2% más que durante el periodo anterior. En los negocios, el crecimiento fue del 18,4% lo que se traduce en un total de 426.607 líneas contratadas. En el caso de la BAM, la penetración era del 89,2% durante el cuarto trimestre de 2016, lo que supone un incremento del 6,3% respecto al periodo anterior.

Crecimiento de la contratación de paquetes quíntuples

Por volumen de ingresos, los servicios de banda ancha fija han recaudado un total de 1.048,29 millones de euros durante el último trimestre de 2016, un 10% más que en mismo periodo del año anterior. Como cabía esperar tras el análisis de estas cifras, la gran impulsora de este crecimiento del mercado ha sido la tecnología FTTH, especialmente entre usuarios residenciales. En el caso de la banda ancha móvil, a pesar de mostrar un crecimiento menor para el mismo periodo de observación (6,4%), sigue superando levemente a la BAF, con unos ingresos totales de 1.106,34 millones de euros.

En lo que respecta a los servicios de telecomunicaciones en los hogares, cada vez son más los que optan por contratar paquetes quíntuples (telefonía fija y móvil, banda ancha fija y móvil y televisión de pago). Durante el cuarto trimestre de 2016, fue el paquete de servicios que más creció hasta alcanzar los 4,8 millones de contrataciones, un 32,2% más que en el mismo trimestre de 2015. Los hogares españoles que han contratado este paquete de servicios se gastaron, de media, 89,4 euros al mes (IVA incluido) durante este mismo periodo, lo que supone un incremento del 8% respecto al periodo anterior.

Las contrataciones del paquete cuádruple (telefonía fija y móvil y banda ancha fija y móvil) también mostraron una evolución positiva. Tras experimentar una tasa de crecimiento porcentual interanual del 2,8%, se alcanzaron los 6,2 millones de contrataciones. En este caso, el gasto medio se situaba en los 65,7 euros al mes, un 1,1% más que durante el periodo precedente. Por el contrario, las suscripciones a paquetes dobles (telefonía fija y banda ancha fija) alcanzaron los 2,3 millones, descendiendo desde los 2,6 millones del cuarto trimestre de 2015, mientras que los paquetes triples (telefonía fija, banda ancha fija y televisión de pago) descienden de los 0,6 millones de suscripciones registrados durante el cuarto trimestre de 2015 a los 0,3 millones para el mismo periodo de 2016.

La cobertura 4G alcanza al 94% de los hogares españoles


La banda ancha en España Movistar MásQueNegocio

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies