Cómo usar el método de la Indagación Apreciativa para solucionar problemas

Cómo usar el método de la Indagación Apreciativa para solucionar problemas

Según una investigación llevada a cabo entre los usuarios de la plataforma StarOfService que ofrecen sus servicios de Coaching personal o empresarial, la Indagación Apreciativa es un método de resolución de problemas que promueve el cambio a través del poder transformador de las preguntas.

Este método incluye cuatro fases, por las que también es llamado “Método de las 4 Ds”, por las siglas de sus fases en inglés: Discover (Descubrir), Dream (Soñar), Design (Diseñar) y Destiny (Destino).

Estas fases de búsqueda colaborativa se centran exclusivamente en el núcleo positivo de una situación, organización o grupo.

Fusión Pro Autónomos

¿En qué consiste cada fase?

  1. Descubrir: en esta primera etapa se procede a descubrir e identificar cuáles son las cosas que funcionan bien, y cuáles los elementos positivos.
  2. Soñar: esta etapa exige imaginar y visualizar un futuro en el que el problema se encuentra ya resuelto.
  3. Diseñar: esta fase, como su nombre lo indica, diseña una “situación ideal”, planificando y priorizando los pasos a seguir para conseguirla.
  4. Destino: es la creación del destino previamente diseñado, utilizando las herramientas e implementando las tácticas necesarias para llevarlo a cabo.

Cómo usar el método de la Indagación Apreciativa para solucionar problemas

Para poder aplicar las fases en pos de la obtención de un resultado, es necesario conocer un poco más a fondo cómo funciona la Indagación Apreciativa. Para eso, echemos un vistazo a sus cinco principios fundamentales:

1. El Principio de Simultaneidad

Este principio establece que la indagación y el cambio son eventos simultáneos: la sola formulación de una pregunta crea una respuesta. Ahora bien, la forma en que se formulan las  preguntas determinará las respuestas que se encuentren, ya que proporciona un momento de elección.

La práctica de la Indagación Apreciativa implica el arte de elaborar y hacer preguntas que susciten una posibilidad de resultado positivo y esperanzador.

Un ejemplo claro sería preguntarse: “Qué es lo mejor que ha sucedido hoy?”

2. El Principio de Anticipación

“Cuando lo ves, lo crees”. Este principio nos establece que, al imaginar un futuro positivo, es más probable que se actúe positivamente. Los sueños positivos inspiran. Como ejemplo del éxito de este principio pueden citarse grandes personajes de la historia como Martin Luther King, Nelson Mandela, o Gandhi, cuyos sueños han resultado inspiradores no sólo para ellos mismos, sino además para miles de otras personas.

3. El Principio Poético

“Aquello en lo que nos enfocamos, crece”. El Principio Poético establece que los temas, sujetos o situaciones que en los cuales se centra la atención no sólo determinan lo que aprendemos sino que, además, lo crean.

Cada persona tiene sus propias experiencias, aprendizajes e inspiraciones, y por ende cada persona interpreta de un modo único y personal las distintas situaciones. Esto lleva a buscar, casi inconscientemente, evidencias que respalden las propias creencias.

Las metáforas que usamos forman nuestras creencias: ¿Describimos nuestro trabajo como una prisión, una red, una aventura o una posibilidad de aprendizaje? Dependiendo de cómo lo describamos, nuestro inconsciente comenzará a buscar las evidencias necesarias para respaldar su veredicto, retroalimentando la sensación inicial en un círculo vicioso sin fin.

Al poner un esfuerzo sincero en los atributos positivos existen mayores posibilidades de éxito en lograr los resultados deseados.

4. El principio constructivo

El slogan de este principio es “Las palabras crean mundos”: el Principio Constructivo enfatiza el papel del lenguaje y coloca la comunicación humana en el centro de la organización y como principal herramienta del cambio.

Cuanto más positivo es el enfoque de la conversación, más positivas serán la participación del grupo humano y la interacción del mismo. Cuanto más edificante el debate, más constructivamente querrán participar, aportando ideas que continúen con esa línea de pensamiento.

5. El Principio Positivo

“Cuando te sientes bien, haces el bien”. Este principio nos recuerda que, cuando nos sentimos positivos, es más probable que actuemos positivamente, ya que experimentar emociones positivas fortalece nuestra sensación general de bienestar, fomentando vínculos sanos y aumentando la energía y la vitalidad.

El Principio Positivo de la Indagación Apreciativa habla de la necesidad de grandes esfuerzos de enfoque positivo a través de la elección deliberada del lenguaje y las preguntas afirmativas para descubrir las historias más edificantes que inspiran el pensamiento de posibilidad y futuro próspero. Cuanto mayor sea el efecto positivo, más capacitados estaremos para tratar con lo desconocido, y más receptivos seremos al cambio.


Cómo usar el método de la Indagación Apreciativa para solucionar problemas Movistar MásQueNegocio

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies