La banda ancha en España

La banda ancha en España

España cuenta actualmente con 22,5 millones de accesos de fibra óptica instalados en los hogares, lo que nos convierte en el país europeo con la red de fibra hasta el hogar más extensa, según los datos del informe Sociedad de la Información en España 2016.

Esto se traduce en que en 2016 había en España 10.039.416 hogares cubiertos por al menos una red de fibra óptica. En 2015, estos datos fueron de 8.156.910 hogares cubiertos a nivel nacional, con lo que el crecimiento en el último año ha sido del 23,1%.

La banda ancha de 100 megas ha incrementado su alcance en 4,6 puntos porcentuales respecto a 2015 y llega en 2016 al 65,7% de los hogares españoles. Estas cifras muestran el esfuerzo inversor que vienen realizando los operadores de telecomunicaciones en los últimos años. Este esfuerzo se refleja además en que España, en 2015, fue el tercer país de la OCDE con un mayor crecimiento en implantación de fibra óptica (101,9%) por detrás de Nueva Zelanda (132,2%) y Grecia (123,7%).

Fusión Pro Autónomos

La banda ancha móvil (BAM) también sigue aumentando y el porcentaje de hogares con cobertura 4G se sitúa en el primer trimestre de 2016 en el 90,5%, 14,2 puntos porcentuales más que en esa fecha en 2015, cuando alcanzó una penetración del 76,3%.

La penetración de la banda ancha en los hogares continúa creciendo paralelamente a la expansión de la cobertura. Si en 2015 el 77,8% de los hogares en España disponía de una conexión de banda ancha, en 2016 la penetración aumenta hasta el 81,2%, 3,4 puntos porcentuales más.

La conexión a banda ancha más frecuente en los hogares españoles es a través de un dispositivo de mano, como un móvil o una tablet, modalidad disponible en el 80,1% de los hogares con banda ancha en 2016, 3 puntos porcentuales más que en 2015, mientras que la conexión de banda ancha vía módem USB o tarjeta se mantiene en el 6,6%.

El total de líneas de banda ancha fija (BAF) en el mes de julio de 2016 se ha situado en 13.381.205, un 4% más que un año antes. Esto supone que existe una proporción de 28,8 líneas por cada cien habitantes, 1,1 puntos más que en 2015 cuando la proporción era de 27,7 líneas por cada 100. Respecto a las diferentes tecnologías, la DSL, como viene siendo habitual en los últimos años, se situó, en el mes de julio de 2016, a la cabeza con 6.759.921 líneas, lo que supone 1,5 millones de líneas menos que un año antes.

Por el contrario, las conexiones que combinan cable y fibra óptica (HFC) continúan aumentando y, en julio de 2016, alcanzaron la cifra de 2.482.001 líneas en nuestro país, 177.327 líneas más que en el mismo mes del año 2015. El crecimiento más importante en el último año, por tipo de tecnología, ha sido el de la fibra óptica hasta el hogar (FTTH), que progresivamente va sustituyendo al DSL y en 2016 alcanza las 4.139.283 líneas, lo que supone 1,8 millones de líneas más que en 2015.

Se confirma el liderazgo de la banda ancha móvil frente a la fija

Los ingresos por la BAM crecieron un 12,5% en el cuarto trimestre de 2015 respecto al año anterior, hasta alcanzar los 1.040 millones de euros. Por su parte, el crecimiento de la BAF en ese mismo periodo fue del 5,4% y alcanzó los 953 millones de euros. Estas cifras vienen a confirmar el liderazgo de la banda ancha móvil frente a la banda ancha fija.

Del análisis de los datos de comercialización de la banda ancha mediante paquetes de servicios, el paquete quíntuple, que incluye servicios de voz fija y móvil, banda ancha fija, banda ancha móvil y el servicio de televisión de pago, fue el que experimentó un mayor crecimiento en el último trimestre de 2015, al alcanzar 3,6 millones de clientes, 1,4 millones más que en el mismo periodo del año anterior.

En el caso del quadruple play, su crecimiento fue menor, pues consiguió 0,3 millones más de clientes a finales de 2015. En conjunto, ambos paquetes de servicios alcanzaron en el cuarto trimestre de 2015 los 9,7 millones de contratos, lo que supone un incremento de 1,7 millones respecto al año anterior. Por el contrario, y como consecuencia de la migración de la contratación hacia los paquetes cuádruples y quíntuples, los paquetes dobles (telefonía fija y banda ancha fija) y triples (telefonía fija, banda ancha fija y televisión de pago) están disminuyendo su presencia en el mercado. Mientras que el primero alcanzaba los 2,6 millones de suscripciones (950.000 menos que a finales de 2014), el segundo llegaba a las 600.000 suscripciones, 100.000 menos que el año anterior.

Finalmente, es interesante analizar la evolución de las líneas de banda ancha por la velocidad ofrecida. En el último trimestre de 2015, las líneas de acceso con una velocidad contratada de más de 20 Mbps alcanzaron los 5,5 millones, un 82,4% más que en el mismo trimestre de 2014. Por lo tanto, las líneas comprendidas en este rango de velocidad de conexión a la banda ancha fija representan el 41% del total del parque de líneas, 17,6 puntos porcentuales más que en 2014.


La banda ancha en España Movistar MásQueNegocio

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies