Móvil o fracaso: la revolución a tener en cuenta por las marcas en 2016

Móvil o fracaso: la revolución a tener en cuenta por las marcas en 2016

El móvil será el elemento más importante de la estrategia de las empresas y la vida de los consumidores. El 2016 será el año del móvil, según un estudio publicado por Forrester, que relata que si ya constituye un factor clave a nivel estratégico, el próximo año se convertirá en el elemento que servirá para transformar a las marcas.

Los dispositivos móviles hoy día tienen gran potencial para desarrollar la estrategia y estar presente en la consecución de objetivos de las empresas, pero en el 2016 “el móvil actuará como un catalizador para transformar a los negocios en la era del consumidor”, según comenta Thomas Husson en el blog de Forrester. El próximo año será el que marque la diferencia entre las compañías que estén centradas en el móvil como objetivo principal y las que aún piensan que no es fundamental emplear grandes recursos en estos dispositivos.

Las marcas tienen que actuar pensando en los consumidores y las tendencias del mercado, si no lo han hecho aún. Las empresas rezagadas lo pagarán caro si no están centradas en analizar las tendencias. Hoy día están basadas en el uso móvil, y no sólo como un canal más a nivel de comunicación, o como un simple objetivo de ventas, sino también como palanca de la propia estrategia corporativa en todas las áreas de negocio.

Fusión Pro Autónomos

Cualquier empresa para posicionarse como una marca triunfadora deberá vincular su estrategia mobile a todos sus aspectos. Según las previsiones del estudio, sólo el 25% de las empresas actuarán con éxito en ese aspecto en el próximo año.

El 2016 será el gran año de la revolución del móvil a nivel internacional, que no sólo será un factor importante, sino clave en mercados tan importantes y emergentes como el asiático y africano. El próximo año al menos el 46% de la población mundial contará con un smartphone.

La percepción del consumidor sobre los también cambiará, ya que evolucionará el uso de Internet. Los smartphones pasarán de ser el segundo dispositivo de conexión a Internet tras el PC, a convertirse en el principal acceso a la red.

En este nuevo paradigma tecnológico y empresarial, parece claro que las compañías que no tengan en cuenta los móviles estarán condenadas a medio y largo plazo al fracaso.

En esta guerra de uso móvil, ¿por qué Google y Facebook no cesan de luchar por conseguir que los consumidores empleen más tiempo en estar conectados con ellos? Ambos gigantes tecnológicos pretenden cada día conquistar nuevos targets en el uso de los dispositivos móviles y la clave está en la importancia futura de estos dispositivos.

En 2016 Forrester prevé que las empresas que se asienten en una posición digital y móvil para la transformación empresarial quedarán en una buena posición de partida.


Móvil o fracaso: la revolución a tener en cuenta por las marcas en 2016 Movistar MásQueNegocio

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies