Marco Tsitselis: ‘Tenemos que emprender siempre con una sonrisa’

Marco Tsitselis: ‘Tenemos que emprender siempre con una sonrisa’

smiling-effect-logo

¿Se puede mejorar el mundo con una actitud positiva? La respuesta afirmativa a esta pregunta llevó a Marco Tsitselis a crear SmilingEffect, una app que aplica el concepto de la cadena de sonrisas para crear un mundo más feliz. Marco nos explica la historia de su start-up, fundada en enero de 2012 en Barcelona, y habla de emprendimiento en MásQueNegocio.

fundadores-smilingeffect

Fusión Pro Autónomos

Hace un año en avión iba sentada a mi lado una mujer con su niño; el pequeño me miraba asustado y perplejo, no estoy seguro si era por mi barba larga o porque percibía que ese no era uno de mis mejores días. De pronto decidí cambiar mi aptitud, sonreí y el niño me devolvió la sonrisa haciendo que me sintiera mejor. En este momento pensé que un niño realmente no sabe que significa una sonrisa, no tiene constricciones sociales pero sí intuye lo que este gesto quiere transmitir y de inmediato lo repite: la misma reacción la tiene la mayoría de las personas con la que nos encontramos a diario.

Nació así SmilingEffect, que no es más que un concepto: sonríe y te sonreirán de vuelta. Hazlo a menudo, y a tu alrededor crearás un entorno más agradable y feliz donde vivir. Descarga nuestra App, utilízala y miles de personas podrán beneficiarse de tu sonrisa, y miles más podrán sonreírte y mejorar tu día.

El concepto me fascina, por esto decidí emprender. Siempre tengo muchas ideas y ganas de plasmarlas en proyectos, deseo de que se transformen en realidades. En este caso además tengo la fuerte convicción de poder crear un producto útil a los demás. En SmilingEffect sabemos que no podemos mejorar el mundo, por la menos no solos, pero sí creemos que con la ayuda de todos y con un pequeño gesto como la sonrisa podemos cambiar nuestro alrededor.

Smiling-effect-screen2

SmilingEffect, sonriendo por un mundo mejor

SmilingEffect se ha transformado en una aplicación para dispositivos móviles donde los usuarios pueden compartir momentos felices a través de sus sonrisas. En la versión beta, que ya está disponible para iOS, se puede disfrutar de sonrisas de otros usuarios, seleccionadas de manera casual, e interactuar con ellas, es posible votar las fotos por medio de un arcoiris, y sonreír de vuelta. Lo que nos proponemos es crear cadenas de sonrisas, que sean visibles y que nos impulsen a buscar nuestra propia felicidad.

SmilingEffect es la comunidad de personas que sonríen por un mundo mejor, pero no es una red social, no existe el concepto de amistad ni círculos. Lo que queremos es que compartas  con quien sea: personas del otro lado del planeta, que igual no entienden tu cultura y no hablan tu idioma, sí entenderán lo que le quieres transmitir con tu sonrisa.

Los servicios y funcionalidades que queremos incluir en la App son muchas, considero el proyecto altamente escalable, pero somos una pequeña start-up y necesitamos inversiones para poder cumplir con nuestros objetivos. El fin último es transformar SmilingEffect en la primera plataforma de crowdfunding mobile.

Contamos con tres elementos innovadores: la propuesta activa, la geolocalización de los proyectos y la facilidad de pago. Al ser móvil sabemos donde el usuario se encuentra, así que mientras que el utiliza SmilingEffect con otros fines, podemos proponerle activamente proyectos geográficamente a su alrededor, proyectos sociales y locales que tengan impacto en su vida diaria. Después de mirar un video pitch, el usuario podrá decidir colaborar, y solo tendrá que elegir el importe, sin necesidad de tarjeta de crédito. El pago se le acreditará automáticamente en su factura telefónica. Además propondremos proyectos globales, con el fin de mejorar el mundo en que vivimos.

Smiling-Effect-screen

“Dedico muchas horas y energías al trabajo por la ilusión”

Emprender no es fácil, requiere mucha tenacidad y trabajo, pero personalmente creo que merece la pena. Cuando me preguntan por qué dedico tantas horas y energías al trabajo le respondo que es por la ilusión. No es solo trabajo, para mí es pasión y cumplimento personal. Creo en lo que hago, y necesito hacerlo. Aunque duelen las caras de quien cree que estoy perdiendo mi tiempo, yo no dejo que nadie mate mis sueños, no tengo miedo al fracaso y dedico mi tiempo en transformar estos sueños en algo concreto. No quiero imaginar cómo serían las cosas, quiero emprender.

He cometido muchos errores en SmilingEffect, y hago tesoro de ellos. Ahora sé que lo más importante son los co-fundadores, mis compañeros de viaje. No puedo hacer todo por mi cuenta, y solo el camino no es tan divertido. Al fin y al cabo lo que quiero es ser feliz. El dinero ayuda, pero con escasos recursos puedo conseguir mucho y con resultados más originales, solo tengo que esforzarme un poco más. Siempre hay que valorar el trabajo hecho y pagar por ello, aunque la recompensa sea mínima.

La magia no existe. Las aplicaciones móviles, mejor en lenguaje nativo. El producto es el rey, hay que dedicarle el 80% de los recursos y antes de cualquier otra cosa. La competencia es buena, hay que mirar que hacen los demás, aprovechar sus logros y luego diferenciarse de ellos con innovación. Lo más importante es trabajar con  entusiasmo.

En España hay crisis, diría que sí, pero también hay muchísimas oportunidades, el problema real es ¿estamos dispuestos a aprovechar de ellas? Tenemos que buscar nuestra propia suerte, trabajar duro y, por qué no, emprender… por supuesto siempre con una sonrisa entre los labios.

app-store

SmilingEffect en  twitter facebook linkedin


Marco Tsitselis: ‘Tenemos que emprender siempre con una sonrisa’ Movistar MásQueNegocio

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies