Lydia Cánovas: “cuando hay necesidad, hay oportunidad”


Lydia Canovas

En una sociedad que pretende buscarse la vida a cualquier precio, son muchos los que intentan dar lecciones de consultoría con resultados nefastos para los que dejan sus asuntos en sus manos. Los responsables de YarakSeed lo tuvieron claro desde el principio, si se quiere ser emprendedor es necesario saber de lo que se habla y sobre todo, los contactos adecuados para hacer las cosas bien. Hablamos con Lydia Cánovas, CEO de YarakSeed, y nos contó la manera en la que asesoran a emprendedores como ellos para conseguir sus objetivos.

Desde que pusisteis en marcha YarakSeed y os pusisteis a funcionar a pleno rendimiento… ¿con cuántos “expertos” os habéis encontrado que os han intentado dar clases de consultoría en un país en el que ahora parece que todo el mundo sabe de todo?

Fusión Pro Autónomos

Con pocos ya que dentro del equipo contábamos con los mejores consultores de negocios, beCode en el caso de consultoría tecnológica, Javier Megias, Manuel Juliá y Paco Negre en cuanto a estrategia y modelos de negocio. Lo que sí nos hemos encontrado es con muchas asesorías fiscales, laborales y de abogados que nos ofrecen sus servicios de consultoría relacionada con la burocracia que hay detrás de la inversión privada y las StartUps. Es el nuevo océano azul para gestorías de todo tipo.

Resulta curioso que YarakSeed sea un proyecto de emprendedores para que otros emprendedores comiencen su camino… ¿Cómo surge la idea?

La idea surge a partir de una incubadora y aceleradora de negocios en Internet, beCode, ellos impulsan proyectos y participan en su asesoramiento, marketing online y desarrollo tecnológico a cambio de un porcentaje de la empresa (nunca superior al 16%), ideal para aquellos emprendedores que no tienen recursos o capacidades suficientes. Los emprendedores conocían a beCode a través de eventos, del boca a boca y del contenido que se puede encontrar sobre su filosofía y su forma de trabajar en Internet. Se llaman a sí mismos incubadora “punk”, esto es un ejemplo de esta filosofía de StartUps más relacionada con el pensamiento americano, hacer las cosas de forma eficaz y de otra manera a como se vienen haciendo. Muchos emprendedores se alojaban en las propias instalaciones de beCode como si de una gran familia se tratara para poder impulsar los proyectos en una semana intensa de trabajo.

La idea de YarakSeed surgió por la necesidad de financiar el trabajo de la incubadora ya que como lo estábamos haciendo no era negocio, así que tuvimos que buscar nuestra propia rentabilidad si queríamos seguir haciendo lo que más nos gustaba y de la mejor manera posible.

En una época tan complicada como esta, ¿la gente se deja asesorar realmente o cuesta más convencerlos?

No es cuestión de convencer al cliente sino de darle lo que realmente necesita, sin inflar sus necesidades porque no sepa muy bien lo que requiere. Si uno trata con personas que le trasmiten esa calidad de trabajo y confianza, es fácil que puedan recomendarte a otros y así sucesivamente. No obtenemos ingresos del asesoramiento puntual, sino de otros servicios como el marketing online, la gestión de proyectos, el desarrollo de aplicaciones, la formación y la inversión privada que conseguimos para nuestros proyectos asesorados.

Cuando se toma la decisión de ser emprendedor, ¿se es plenamente consciente de lo que se viene encima?

Jamás. Requiere mucho más esfuerzo y automotivación de lo que se piensa en un principio. Hay que controlar muy bien el pesimismo que te sacude a veces por la situación en la que vivimos, sabemos que es difícil no dejarse contagiar, pero es esencial si quieres seguir adelante y salir fortalecido.

En época de crisis, ¿habéis notado que ha aumentado el número de personas que se han decidido por lanzarse al mundo “emprendedor”?

Sin duda, encontramos a la generación mejor formada que no tiene la oportunidad de demostrar todo su potencial y ¿porqué no hacerlo en el país donde ha nacido cerca de su familia, de sus amigos? Pienso que es una apuesta por la calidad de vida que uno se había imaginado tener y que al ver que no va a poder obtenerla a corto plazo tiene que fabricársela para sí mismo.

Cuando hay necesidad, hay oportunidad, está claro. Estamos en el mejor momento para apoyar la creación de empresas desde el ámbito privado y público, y que dentro de 10 años se vea recompensado este país con todos aquellos grandes emprendedores que hoy están luchando cada día.

¿Cuáles son los principales miedos de un emprendedor?

Fracasar y perderlo todo. Ahora imaginemos que lo perdemos todo… siempre vamos a tener alternativas e iremos a buscarlas ya sea en este país o en el extranjero. En el peor de los casos la lección aprendida te hará triunfar en futuros intentos, eso es lo peor que puede pasar.

Mientras existan proyectos como YarakSeed, los emprendedores españoles pueden estar seguros de contar con la ayuda y el apoyo necesarios para esos primeros momentos en los que cuesta más saber por dónde avanzar.


Lydia Cánovas: “cuando hay necesidad, hay oportunidad” Movistar MásQueNegocio

Responder

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies