Marcos Labad: “la incertidumbre es lo que te motiva y te mantiene alerta para avanzar”


Foto Acilia

Tras años de experiencia en el sector online, Marcos Labad decidió lanzar algo propio y creó Acilia, una empresa de desarrollo web que nace con la intención de “hacer realidad tus proyectos en Internet”. Tres años más tarde puede presumir de haber trabajado con prestigiosas empresas de nivel internacional y pequeñas start-ups a las que sin duda ha ayudado a dar sus primeros pasos.

 

Fusión Pro Autónomos

Acilia es un proyecto que ayuda a otros a crear el suyo, ¿era esto parte de la motivación para crear la empresa?, ¿qué te llevó a abrir Acilia?

Había varias motivaciones. La principal fue poder poner en práctica la experiencia que había acumulado en varios años trabajando en el sector de Internet. He tenido la suerte de pasar por proyectos empresariales en momentos muy especiales de los que he aprendido mucho. Como dices, esto permite poder ayudar a otros con sus proyectos. No sólo hacemos proyectos para terceros, además tenemos proyectos propios como Quiniela15.com, que tiene relativo éxito y nos sirve de laboratorio para probar tecnologías. Avanzaremos en este tipo de proyectos propios a medio plazo.

A finales de 2011 abristeis una oficina en Montevideo, ¿por qué Uruguay?, ¿tenéis previsto expandiros a otros países?

La elección de Uruguay vino dada por contar con personas de confianza en el país y responde a la necesidad de incorporar talento allá donde esté. Nos pareció que buscar profesionales desde dos localizaciones nos podría traer más oportunidades. Los resultados fueron muy buenos.  Tenemos vocación internacional y no descarto otros países, pero no será a corto plazo. Lleva su gestión y cambios organizativos, por lo que vamos poco a poco.

Habéis realizado proyectos para empresas muy reconocidas a nivel internacional, ¿qué es más fácil a la hora de trabajar: tener de cliente a grandes corporaciones o a pequeñas empresas?

Los dos perfiles tienen pros y contras a la hora de trabajar. Cada uno a su manera, la exigencia es similar. Ahora mismo estamos haciendo desarrollos para Condenast en Francia, Fox y National Geographic en todo el mundo. Por las aplicaciones que desarrollamos navegan millones de personas. La responsabilidad es grande, los proyectos complejos, pero normalmente también permiten una mejor planificación y estabilidad.

Con pequeñas empresas o startups nos encontramos más dificultades a la hora de hacer esa planificación de los proyectos, pero normalmente están mucho más abiertas a recomendaciones y opiniones (de hecho las buscan), por lo que los proyectos resultan más cercanos.

Definitivamente, es más fácil el trabajo con los grandes, pero no renunciaría a trabajar con proyectos más pequeños.

Marcos, antes de Acilia trabajaste en muchos proyectos, algunos de ellos para grandes empresas, ¿cómo es ahora el trabajar en tu propio proyecto y empezarlo de cero?, ¿en qué ha empeorado y mejorado día a día?

Empezar un proyecto por tu cuenta siempre conlleva incertidumbre, pero es también lo que te motiva y te mantiene alerta para avanzar. Al final, no dejo de ser un “currante” más, pero con bastantes responsabilidades añadidas, en especial la viabilidad de tu propia empresa. Las decisiones ahora son más importantes.

Ha mejorado en vivir más intensamente el mundo profesional, con más ilusión. Los éxitos son más celebrados y los fracasos pesan más. Ha empeorado en el tiempo disponible para todo lo demás. Es algo que hay que aprender a controlar.

Teniendo tu propio proyecto y trabajando cada día en proyectos de otros, ¿cuál dirías que es el principal error de los emprendedores?

Al hilo de lo anterior, el principal error es valorar convenientemente el tiempo que se dedica.  Muchas veces el sueldo del emprendedor no se incluye en el balance, o se valora por debajo de lo que debería ser. Esto no da una imagen fiel de la viabilidad del proyecto, especialmente en empresas pequeñas.

Otro error muy común e importante que veo en muchos proyectos es hacer previsiones irreales de ingresos o incluso no hacerlas. Recuerdo claramente en mi etapa en Kelkoo cuando el CEO de la compañía nos reunió y nos dijo: “lo hemos hecho todo muy bien hasta ahora, pero a partir de este momento lo importante es generar ingresos”. Posteriormente Yahoo! compró Kelkoo por 578 millones de dólares. Una de las claves de tan alta valoración fue ese enfoque persiguiendo la rentabilidad.

Completa la frase: “un buen emprendedor debe saber…”

¡Muchas cosas! Elegiría ser Resilient, y siento utilizar un término anglosajón, pero es la palabra que mejor lo define. Es saber recomponerse de buenos y malos momentos para seguir empujando el proyecto, manteniendo la ilusión y la energía del primer día.

Este apasionado de Internet y la tecnología sabe que no hay éxito sin un trabajo duro y bien hecho, algo que demuestra cada día desde Acilia. Mucha suerte, Marcos.


Marcos Labad: “la incertidumbre es lo que te motiva y te mantiene alerta para avanzar” Movistar MásQueNegocio

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies