SUR40, una mesa táctil para proyectos ambiciosos


Foto surface

La tecnología avanza a pasos agigantados y si en 2008 Microsoft nos sorprendía a todos con su prototipo de “tablet gigante”, la pantalla táctil Surface, ahora ha llegado a un acuerdo con Samsung para lanzar al mercado toda una mesa táctil que parece ser la siguiente generación de la Surface y resulta ser un dispositivo potente, versátil y muy útil.

Se trata de la SUR40 de Samsung, un panel interactivo basado en la tecnología PixelSense, la cual permite que hasta 4 usuarios trabajen al mismo tiempo en ella con total comodidad.

Fusión Pro Autónomos

Se maneja de manera intuitiva, por lo que no es necesario un aprendizaje previo para que el equipo de trabajo comience a manejar el dispositivo.

Una herramienta muy útil para aquellos proyectos que necesitan de tecnologías de última generación para su desarrollo.

Ni capacitiva ni resistiva, es PixelSense

La tecnología PixelSense no solo da soporte táctil a la mesa, además ofrece reconocimiento de objetos. Es decir, no es una pantalla capacitiva o resistiva, sino que los pixeles emiten luz en dos frecuencias, una para el espectro de luz visible y otra infrarroja que rebota sobre los objetos y hace que exista la funcionalidad táctil y el reconocimiento de objetos.

Se puede decir que cada pixel es como una cámara que puede detectar el punto de contacto con el dedo, su inclinación, presión y velocidad.

Se ha trabajado a fondo en ofrecer ya mismo más de 1.000 aplicaciones  a nivel mundial exclusivas y diseñadas especialmente para la SUR40 de Samsung. Al tratarse de un producto desarrollado por Microsoft, no es de extrañar que funcione con sistema operativo Windows 7.

La pantalla en sí, es LCD-LED de 40 pulgadas y resolución Full-HD 1080p. Además es resistente a golpes y arañazos gracias a la cobertura Gorilla Glass. Se ha conseguido un grosor y peso menor al prototipo de 2008 y ahora solo mide unos 10 centímetros y pesa 40 kg.

Mucho más que una pantalla táctil

Podríamos decir que la pantalla SUR40 es un ordenador de panel de tamaño gigante sin teclado ni ratón. Pues el dispositivo integra un procesador AMD Athlon Dual Core, 4 GB de memoria RAM y un disco duro de 320 GB. Cuenta con cuatro altavoces de 5 vatios para ofrecer un sistema de audio mucho más que eficaz. Además se añaden conexiones USB 2.0, HDMI, lector de tarjetas SD, Ethernet, SPDIF y salidas para auriculares y micrófono.

En cuanto a conexiones inalámbricas dispone de WiFi-N y Bluetooth e incluso es capaz de reconocer códigos BiDi, lo cual es un valor añadido a la conectividad de la pantalla gigante de Samsung.

El precio es de 7.900 euros, bastante caro, pero nada que ver con los 13.000 euros que costaba su antecesora. Ya se puede conseguir a través del canal comercial de Samsung.


SUR40, una mesa táctil para proyectos ambiciosos Movistar MásQueNegocio

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies