Valioo: “Tu idea no vale nada hasta que alguien te la compre”


Foto Valioo

Cuando comienza una crisis, todos nos volvemos más egoístas y dejamos de preocuparnos por los demás. Afortunadamente, la gente de Valioo no lo ha hecho y  está buscando mejorar la situación actual de las ONG,s desarrollando  soluciones imaginativas. Nos encontramos con Thibaut,  socio y fundador, para que nos cuente cómo lo están haciendo.

Cuando  decidís  empezar con Valioo en casa, supongo que más de uno pensaría que estáis como una regadera, ¿no?

Fusión Pro Autónomos

Sí, exactamente, primero porque no es un emprendimiento normal, sino que es un emprendimiento social.  Ideamos Valioo para crear una nueva fuente de financiación para las ONG,s, porque con la crisis tanto los gobiernos, particulares como las empresas han recortado sus aportaciones. Al final, los platos rotos de la crisis los pagan los que menos tienen y se han disparado las necesidades de ayuda al Tercer Mundo. Analizando esta situación, comenzamos a pensar: ¿de dónde podemos sacar dinero que no sea dinero de la generosidad?, porque la generosidad, cuando hay una crisis, se va agotando. Entonces buscamos una fuente estable. Y un día, escuchando en el autobús una conversación de dos chavales que decían: “qué tontos fueron los que crearon los emails, ¿por qué no han cobrado nada para ellos y se habrían forrado?”, yo pensé, pues es verdad, al final con que hubieran cobrado 0,0001€ no se hubiera reducido el envío, pero habría sido una aportación de dinero enorme, y esta gente podría haberlo dedicado a algo social. Entonces empecé a darle vueltas para ver una industria nueva que se pudiera poner al servicio de las ONG,s.

¿Y cómo desarrollas esa idea?

Haciendo un análisis acabé con un dibujo de alguien con un móvil en la mano haciendo una compra y me dije: pues ahí se van a manejar muchos datos para hacer marketing. Y, realmente, puede existir una gran pelea para ver quién es la persona más legitimada para quedarse con esos datos: ¿el dueño de la tienda donde se hace la compra?, ¿el banco, porque se ha usado una tarjeta?, ¿el fabricante del terminal?  Pensé que el único que tiene derecho a quedarse con esos datos es el propio usuario, esos datos son suyos. Empecé a analizar más el asunto y leí informes del Foro Económico Mundial donde dicen que los datos personales son el “nuevo petróleo”. Entonces, se me ocurrió que esto podía ser la fuente de financiación de las ONG,s . Una cosa que por ahora se “roba” y que tarde o temprano los usuarios se van a hartar de que se les “robe”. Y se me ocurrió que encajaba muy bien con el tema ONG,s,  porque los datos cogidos individualmente no tienen mucho valor, de hecho si nos pagaran por los datos que aportamos el total al final del año no nos daría ni para pagar una cena. Sin embargo,  el conjunto tiene mucho potencial. Me pareció que era interesante que la gente hiciera micro-aportaciones cada vez que se puede sacar algo de sus datos y  que sea el conjunto de las gotas el que permitiera regar proyectos sociales fantásticos.

¿Valioo? ¿De dónde surge este nombre?

El nombre es porque la propuesta que queremos hacer a los usuarios es: “tus datos personales tienen valor, pon este valor al servicio de tus valores”. Y, además, como en inglés Valioo y valores es la misma palabra,  pues sólo cambiamos un poco la ortografía para que sonara más simpático.

Y decides comenzar…

En el momento en que se me ocurrió, ya había montado una pequeña iniciativa laboral, me estaba hartando del mundo del derecho e hice un Master en el IE y me encantó el mundo del marketing. Quise aprovechar mi experiencia en  la abogacía para montar una consultora de marketing para abogados y durante 4 años he asesorado a abogados y despachos. Al mismo tiempo, porque yo quería montar algo que me llenara más, analizaba ideas y hacía Business Plan. Hasta que di con la idea de Valioo y me pareció original. Lo comentaba con la gente y se quedaba encantada con el concepto y la idea y… me tiré a la piscina.

¿Y cómo es vuestro modelo de negocio?

En Valioo no cobramos sobre las opiniones, todo el dinero que se paga por la opinión acaba en la ONG, va limpio a las ONGs. Lo que hacemos es ofrecer servicios  a las empresas. Hay un pack básico que es gratuito y un pack de servicios más avanzados que supone el cobro de una cuota mensual.

Desde fuera la parte más complicada de vuestro proyecto parece alcanzar una base de usuarios interesante para que los negocios valoren vuestro servicio. ¿Cómo vais  a conseguir que se conozca vuestra aplicación?

Hemos tenido muchas dudas porque nuestro producto es complejo. Nosotros ofrecemos a los usuarios una promesa de remuneración a su ONG preferida cuando opinan sobre un negocio que está afiliado a Valioo. Idealmente, tenemos que ir haciendo crecer la base de usuarios y clientes en paralelo, para que cada vez que captemos clientes tengamos usuarios suficientes que puedan participar. Lo que vimos es que empezar creando una base grande de usuarios no funcionaba, así que lo que hacemos ahora es que contactamos con empresas que necesitan opiniones, o para hacer control de calidad o para hacer MKT, y son las propias empresas las que nos traen los usuarios y estas empresas tienen este incentivo social para extraer la opinión de su consumidor.

¿Estáis centrados en un tipo de negocio como el que sale en vuestro vídeo de hostelería y  restauración? ¿Qué más tipos de negocio se pueden apuntar a Valioo?

El 74% de los consumidores en España mira información en Internet antes de comprar, esto se ha convertido en una condición imprescindible para la venta on line/off line, el buscar y encontrar opiniones en Internet de distintas marcas. Y se aplica a todos los sectores, descartaría a las empresas muy potentes que pueden inspirar confianza sólo con su marca y no necesitan opiniones.  Cuando no tienes marca es, en cambio, fundamental. Los sectores donde se ha realizado esto de manera masiva son los de hostelería y restauración, porque hay plataformas de información tipo Tripadvisor. En esos sectores se ha convertido en un estándar del mercado y la gente está acostumbrada a ir a ver opiniones. Sin embargo, un despacho de abogados, un fontanero, un  médico o un corredor de seguros, todos esos negocios que al final exigen por parte del consumidor una buena parte de confianza, si quieren transmitir más confianza a sus clientes potenciales tienen que participar.

¿Qué ventajas tiene para estos negocios usar Valioo?

La ventaja es que de manera espontánea tu cliente no te suele dejar su opinión, si lo hace hay mucha probabilidad de que esté cabreado, porque se acuerda más de ti. La gente que simplemente está satisfecha con tu servicio va a considerar que por haber pagado ya está en paz contigo. Si quieres aprovechar clientes satisfechos para que lo comuniquen es bueno incentivar y solicitarlo. Y para hacerlo de manera generalizada y sistematizada es mejor ofrecer un incentivo win-win.

¿Y para el usuario final, el que os deja su opinión?

Es una manera de aprovechar el valor de sus datos, de dejar de regalar datos a Facebook o Twitter,  Google, etc y que ellos hagan dinero con tu trabajo y que cobren por lo que hacen.

El usuario puede elegir entre un abanico de ONG,s. ¿Cómo se seleccionan?

Lo que pasa es que al principio no tiene sentido diluirlo entre muchos proyectos, hemos hecho una selección para asegurarnos que podíamos cubrir la mayor parte del mundo de la solidaridad. Tenemos proyectos para niños en España y fuera, para enfermos en España o fuera…

¿Estas ONG,s eligen el proyecto o lo elegís vosotros?

Hemos seleccionado ONG,s serias y les hemos pedido que indiquen un proyecto concreto, porque pensamos que  para el usuario es más apetecible poder financiar un proyecto que sea más tangible.

¿Cuales son vuestros límites? Por ejemplo, si llega un cliente y os dice, mira quiero que testéis estos abrigos de visón o estas cremas experimentadas en animales, ¿qué les decís?

Nosotros no publicitamos los proyectos de nuestros clientes. Por ejemplo, en el tema del visón, la única persona que podría opinar es una persona que sea cliente de nuestro cliente.  Lo que controlamos es que no se puedan crear fichas de ilegales.

Muchas de las nuevas ideas emprendedoras que  surgen buscan mejorar el mundo, ¿qué pensáis de ese proverbio chino que dice “antes de cambiar el mundo da tres vueltas por tu propia casa”?

Sí, realmente es un poco esto lo que queremos hacer nosotros: queremos cambiar el mundo con la ayuda de todos y queremos que nuestros usuarios sean sensibles a su propio potencial de cambiar las cosas, no pensamos que tengamos entre las manos una varita mágica que va a cambiar el mundo. Tenemos en la mano algo que puede activar a muchísima gente. Yo estoy convencido de que el cambio del mundo no va a venir desde arriba sino desde abajo, es decir, de mucha gente que empieza a hacer cosas muy pequeñitas, nosotros llevamos al público una herramienta que les permite hacer pequeñas aportaciones y que ahí puedan notar que el cambio se produce con esos pequeños movimientos.

Pero Valioo es un paraguas que acoge más iniciativas. ¿Qué más estáis haciendo?

El objetivo de Valioo es ayudar a los usuarios de internet a extraer valor de sus propios datos y de poner este valor al servicio de sus ONGs favoritas.. Una startup es lanzar y estudiar lo que te dicen para retocar el modelo y aprender. Ya estamos  preparando un segundo prototipo que se va llamar Gus. Se trata de una aplicación móvil que te permite escanear los los códigos de barras de libros que tienes en casa para dar a cada libro una nota. Nosotros con esas valoraciones te vamos a recomendar libros que te gustan. Cuando Gus te recomienda, puedes comprar directamente en, por ejemplo, La Casa del Libro o Amazon y cobramos una comisión por cada venta. Por cada libro que compres, una parte va a una ONG. Si hay lectores de tu blog que lo quieren probar en exclusiva antes de que salga al mercado, que nos escriban a info[at]valioo.com les haremos un hueco en nuestra comunidad de beta testers.

Y hablando de “solidaridad”, ¿cómo de importante es el apoyo que os ofrece Wayra?

El apoyo de Wayra es muy importante para nosotros. La inversión de Wayra nos permite hacer más cosas, tener más tiempo y financiar más desarrollos. Hay otra parte que no se puede calcular al tener el respaldo de un grupo grande. No es lo mismo solicitar una reunión con Bankinter o con Banco Santander diciendo que has seducido a Telefónica, que siendo Valioo que no lo conoce nadie. Wayra es una llave que nos abre muchas puertas. El tercer elemento,  es la oficina que te permite conectar con otros emprendedores y aprender de sus experiencias.

Ahora os toca a vosotros ser solidarios  con los emprendedores. Desde vuestra experiencia, ¿qué les diríais a aquellos que están pensando en dar el salto y aventurarse a lanzar su propia idea de negocio?

Aprovechad que estamos en un momento de la historia donde nunca ha sido tan fácil probar ideas con pequeñas inversiones. Sobre todo para negocios de Internet. Se puede minimizar mucho el riesgo haciendo experimentos, lo llaman el movimiento Lean Startup. Pero cuidado, el entusiasmo está muy bien, pero hay que saber que es muy duro y no hay que engañarse a uno mismo pensando que “lo vas a construir y la gente va a venir”. Tu idea no vale nada hasta que alguien te la compre. Intenta primero que te compren el prototipo más barato que puedas hacer de tu idea. Hay que hacer lo antes posible  un test para ver si tiene sentido.

Valioo sí tiene sentido y busca desde dentro del “sistema” devolver el valor de lo que estamos regalando,  para destinarlo a una buena causa. Un pequeño movimiento de emprendimiento social que rescata los valores  que importan para ayudar a los que más lo necesitan.

Si quieres conocer un poco más sobre Valioo (URL) www.valioo.es

Si quieres seguir la evolución de Gus: http://scan.valioo.com 


Valioo: “Tu idea no vale nada hasta que alguien te la compre” Movistar MásQueNegocio

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies