Dan Moser: “Mi vida anterior era más tranquila pero también más aburrida”


Foto equipo Ongest

Ongest es un proyecto que facilita a los emprendedores, autónomos y pequeñas empresas un trabajo tan tedioso e imprescindible como es el papeleo. Una quincena de personas, repartidas entre las distintas sedes, se dejan la piel día a día, y, entre ellas, Dan Moser, el Director de Marketing, quien se sumó al proyecto porque buscaba un cambio en su vida. “Me lancé a la piscina”, reconoce y, hasta el momento, no se arrepiente.

Es entrar en la web de Ongest y la verdad es que ofrece muchas facilidades. ¿Cómo surge la idea de poner este proyecto en marcha?

Fusión Pro Autónomos

La idea sale de Joel Vicent, el fundador. En el pasado había trabajado como autónomo y durante esa época experimentó por sí mismo (aparte de todas las dificultades que tiene este colectivo) la falta de herramientas específicas para muchos temas a los que un autónomo tiene que hacer frente. En concreto, con todo aquello que tiene que ver con la facturación. Se encontró con muchas herramientas pero ninguna de ellas estaba pensada para los autónomos, sino más bien para empresas de cierto tamaño. Ante esta situación, solo te queda una opción: externalizar el servicio, lo que te acarrea gastos y, en muchas ocasiones, ciertos problemas, como le ocurrió a él. Fruto de todas estas sensaciones nació el proyecto de Ongest, para ofrecer herramientas específicas dirigidas a un colectivo muy concreto. Luego lógicamente la idea creció hacia cosas que no se esperaban y llegó el tema de las gestorías, el reconocimiento automático de datos y demás.

Así que vuestro propósito es facilitar la vida a la gente, ¿no?

Sí, pero en una pequeñísima parcela, que es reducir el papeleo en su negocio, claro. Facilitar la vida a alguien en algo, al final, significa que tu solución está aportando valor y, por supuesto, es por eso por lo que te van a pagar.

¿Cómo era tu vida antes de estar en Ongest y cómo es ahora que eres emprendedor?

Yo había estado relacionado anteriormente con el mundo de las start-ups pero se puede decir que es ahora, en Ongest, donde he empezado a vivirlo a fondo. Ahora es cuando tengo un grado mayor de libertad para desarrollar mis ideas. Mi vida, anteriormente, era más tranquila pero también más aburrida.

Y debía serlo porque a Joel Vicent no le debió costar mucho convencerte para que te sumases al proyecto…

Efectivamente, fue él quien me convenció. Nos conocemos de hace tiempo aunque no en el plano profesional. Por una serie de circunstancias, yo estaba buscando un cambio de proyecto, dio la casualidad que tengo un amigo que ya trabajaba en Ongest por aquel entonces y me contó el tema. Me pareció un proyecto chulo, me dio la sensación de que había mucho campo libre y con muchas cosas por hacer, así que me lancé a la piscina.

Sí, se te nota contento… Debe de iros muy bien, ¿me equivoco?

A fecha de hoy podemos hacer un buen balance, pero todavía queda muchísimo que decidir. Los inicios son duros, no es ningún tópico, y lo importante no es no darse ningún piñazo, si no ser capaz de redirigir la situación. En Ongest hemos ido evolucionando a un ritmo rápido, a nivel de idear, probar y descartar o incorporar nuevas ideas a nuestra estrategia. Hemos mejorado a nivel de producto pero también en cuanto a las formas venderlo y maneras de trabajar. Es interesante ver como una idea inicial toma un rumbo que no esperabas en absoluto y se convierte en algo que ni se te hubiese ocurrido al principio. Precisamente ahora estamos trabajando en un nuevo proyecto que no va a tardar en salir y en el que tenemos muy buenas sensaciones.

Estáis en Tarragona, Barcelona y Madrid. ¿Desde un principio teníais claro que queríais estar presentes en varias ciudades o ha sido algo que os ha venido poco a poco?

Es algo que ha ocurrido de forma natural. Por nuestro modelo de negocio hemos necesitado desplazarnos a las grandes ciudades que hemos considerado estratégicas. Es algo de lo que te das cuenta poco a poco. Nuestra solución de facturación para pymes y autónomos la vendemos a través de Internet, pero para la parte de gestores todavía realizamos visitas presenciales con nuestro departamento comercial. Hay situaciones en las que un cara a cara soluciona muchas cosas.

¿Qué papel crees que desarrollan los emprendedores en la sociedad actual? ¿Crees que obtenéis la importancia que os merecéis?

Pienso que los emprendedores son los que acaban siendo los grandes innovadores de nuestra sociedad porque son capaces de pasar de la idea a la acción. Concretan algo nuevo en un proyecto. A partir de ahí viene la creación de empleo y la generación de riqueza, que creo que, en una sociedad como la nuestra, precisamente necesitamos eso: gente capaz de aportar algo nuevo y diferente.

¿Qué te parecen las últimas medidas tomadas por el Gobierno para favorecer el emprendimiento? ¿Tendrán efecto?

Hay propuestas que no son ninguna novedad pero que sí creo que pueden beneficiar a los emprendedores. Temas como facilitar la financiación y aligerar la burocracia siempre tienen sentido. La capitalización del desempleo es una buena iniciativa para gente que, después de años trabajando en una empresa, acaban en la calle. Pero también pienso que se deberían dar pasos adicionales en ofrecer mecanismos para obtener financiación, que es uno de los grandes retos al principio de cualquier empresa.

Dan Moser reconoce que “ahora toca trabajar duro para que todo funcione y aprender todo lo posible”. Es optimista y confía en que vendrán futuros proyectos “pero ahora mismo no toca pensar en ellos”, reconoce.


Dan Moser: “Mi vida anterior era más tranquila pero también más aburrida” Movistar MásQueNegocio

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies