Gemma Muñoz: “Disfruto de lo bueno porque crezco, de lo malo porque aprendo”


Foto Gemma Muñoz @sorprendida

Formarse de manera autodidacta y hacerlo de manera profesional a un nivel que permita convertirse en emprendedora dice mucho de la ganas y el esfuerzo que supone luchar por tu sueño, por crecer como experta, en este caso en el sector de la Analítica Web y sobre todo, que con ganas prácticamente cualquier cosa es posible. Este es el caso de Gemma, de sorprendida.es. Hablamos con ella y nos contó su experiencia.

Cuando la gente llega a Internet de frente sin saber cómo manejarlo necesita de gente que pueda guiarles por este “nuevo universo” pero… ¿crees que la gente está lo suficientemente receptiva para aprender o siguen pensando que es una moda pasajera?

Fusión Pro Autónomos

Creo que la fase de pensar que es una moda pasajera ya está superada y que todos estamos inmersos en esto de Internet y somos conscientes de que cada día se evoluciona más y más. Ahora mismo lo único que pueden hacer es estar abiertos al cambio que supone esta nueva forma de pensar y hacer negocios. Para evolucionar se ha de estar receptivo y poco a poco todos lo están asumiendo, a diferente velocidad como es lógico, pero están aprendiendo.

Cuando te decides a lanzarte al mundo emprendedor, ¿fue esta tu idea principal?, ¿tenías otros proyectos en mente?

Fue mi idea principal por muchas razones. Lo que yo buscaba era seguir haciendo lo que me gusta y me apasiona, pero a mi manera y en el horario que yo quería para poder conciliar mi vida profesional y mi vida personal. Al mismo tiempo, era la única manera de seguir creciendo como profesional, de aportar más a mi profesión, conocer las webs de diferentes entornos y sectores, el comportamiento de los usuarios en cada una de ellas y adaptándome al ritmo que cada empresa necesita. No me arrepiento en absoluto de haber empezado sola como Sorprendida SL.

Ahora comienzo una nueva aventura en Mind Your Analytics!, un proyecto que inicio con socios que tienen la misma idea de la analítica que yo, la implicación directa con las necesidades reales del cliente. Estoy convencida de que sola se llega rápido, pero acompañada se llega más lejos. Ese era el proyecto que tenía en mente: empezar en solitario para aprender a emprender y dar el salto a algo más grande y en compañía cuando estuviera preparada.

Son muchas las consultorías que en los últimos tiempos han surgido en Internet, muchas de ellas con poca profesionalidad y sobre todo con falta de conocimientos, ¿esto ha entorpecido de alguna manera el crecimiento de profesionales como tú?

En mi caso no he notado este tipo de intromisión ya que en mi disciplina, la Analítica Web, no creo que sea posible dar un servicio, tanto técnico como de negocio, sin una base y aprendizaje previo. Mi trabajo se puede medir, por lo que es difícil que una persona sin conocimientos o con poca profesionalidad pueda salir airosa de un proyecto.

Uno de mis proyectos del pasado año ha sido el crear una escuela (www.kschool.com) de nuevas profesiones como Analista Web, para formar en esta disciplina a todo aquel que esté interesado y sienta que es su camino profesional. Yo fui autodidacta y estoy convencida de que mi aprendizaje hubiera sido más rápido y contundente de haber contado con una escuela de profesionales a los que consultar y que me enseñaran su experiencia.

A la hora de emprender en nuestro país, ¿resulta imprescindible contar con un colchón en el que apoyarse o las administraciones ofrecen algún tipo de apoyo?

En mi caso no tuve ningún apoyo de administraciones o entidades y tuve la precaución de contar con un colchón que me permitió sobrevivir los primeros meses. Es complicado ser emprendedor en un país en el que hay que adelantar impuestos como el IVA antes de haber cobrado un céntimo. Hay clientes que pagan a 90 días y el emprendedor ha de abonar el correspondiente IVA para cobrar 3 meses después. Muchas veces este factor ha sido determinante para que un emprendedor desistiera de su proyecto. Es una auténtica pena.

Me he documentado sobre emprender en otros países y he podido comprobar cómo las condiciones en España son bastante desfavorables en comparación a otros países europeos. Es triste que se pongan tantas trabas a lo que considero puede ser un motor para el país en estos tiempos de crisis. Mientras esto no cambie, es difícil que alguien tome como primera opción el emprender.

¿Se ha convertido Internet en la tabla de salvación de los emprendedores?

No es que sea la tabla de salvación de los emprendedores, es que los métodos del mercado están cambiando y la gente y las empresas, cada vez más, utilizan Internet como medio fiable para informarse acerca de otras empresas y valorar y comparar así mejor su producto.

Además, y desde el punto de vista del emprendedor, ésta es quizás la manera más fácil de salir adelante, al menos es la más barata. Tan sólo se necesita un ordenador y una conexión a Internet para ponerse en marcha (ese es mi caso) por lo que el capital inicial es asumible y se puede crecer de manera constante y sin gastos fijos muy altos.

Muchas empresas están en Internet porque les sale más barato que generar una tienda física, por ejemplo, por lo que, tanto los profesionales que nos dedicamos a la consultoría en Internet como los profesionales que deciden hacer del canal online su línea principal de negocio, estamos en el mismo barco y nos necesitamos los unos a los otros.

¿Te has arrepentido en algún momento de tu decisión o al menos de haberlo hecho en el momento que elegiste?

Por ahora no, ni aún en los momentos más duros del principio al arrancar ni en los momentos más estresantes cuando de repente se acumula mucho trabajo a la vez. En mi caso está siendo un camino fascinante, estoy disfrutando cada instante: de lo bueno porque voy creciendo, de lo malo porque aprendo. Al apasionarme lo que hago, todo lo que en principio puede resultar negativo de esta experiencia se torna positivo puesto que me sirve para tener aún más claro dónde quiero llegar.

Depender de uno mismo es lo mejor que le puede pasar a una persona y tengo la suerte de hacer lo que me gusta de la manera que me gusta y con la gente que me gusta. No puedo pedir más.

Hacerse un hueco con la cantidad de competencia que existe en este momento y sobre todo con la capacidad de ilusionarse cada día y seguir apasionándose con el trabajo es algo que Gemma sabe hacer, y lo que es mejor, disfruta haciendo. ¡Suerte Gemma!


Gemma Muñoz: “Disfruto de lo bueno porque crezco, de lo malo porque aprendo” Movistar MásQueNegocio

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies