Mirubee: “Sabemos que hay incertidumbres, pero también hay muchas salidas”.


Foto Mirubee

Sopla un viento helado en la calle mientras nos dirigimos a entrevistar a Alex y Nacho, de Mirubee. Entramos en el edificio de Telefónica en Gran Vía y es como pasear por la historia: ascensores señoriales, techos muy altos, puertas doradas… La verdad es que impone. Al traspasar la puerta de cristal de la 8ª planta llegamos a Wayra y sentimos un aire de modernidad, renovado, cálido. Dispuestos a dejarnos llevar por ese viento y energía, nos encontramos con un proyecto emprendedor relacionado con el medio ambiente: un proyecto que busca divertir mientras se ahorra energía y que permite conocer y dar a conocer el consumo de tus electrodomésticos, desde el secador de pelo a la tostadora de tu casa. Y todo ello jugando a algo tan importante como conseguir un mundo más limpio. Nos encontramos con Nacho y Alex trabajando, y nos sentamos con ellos para conocer su experiencia en Mirubee y saber cómo han llegado hasta aquí.


Fusión Pro Autónomos

¿A cuántas puertas habéis tenido que llamar antes de que llegara apoyo a vuestro proyecto?

Alex (A) y Nacho(N): Nuestro caso es excepcional, nos seleccionaron casi al primer intento, después de pasar todas las fases de Wayra  y  en Valencia defenderlo ante un jurado. Habíamos visto otros concursos, pero por bases vimos que nuestro proyecto no  encajaba.

Antes de comenzar a trabajar en Wayra teníais vuestros buenos trabajos en buenas empresas y… los dejasteis.

N: Sí, teníamos nuestros contratos, en mi caso trabajaba en PQE-ELB, y cuesta, cuesta mucho dejarlo.

A: Yo trabajaba en Idom haciendo estudios de eficiencia energética y tengo que reconocer, para mi vergüenza, que en su momento me pensé mucho si dejar el trabajo o no. Ahora, antes de saber si esto saldrá bien o mal, tengo que decir que ha sido una buenísima decisión, que es una vivencia única.

Si tuvierais que comparar las motivaciones de esa “otra vida” y las motivaciones de esta experiencia, ¿cuáles serían?

N: Sientes mucha más motivación, el proyecto es como tu hijo, bueno y eso que no tengo todavía (risas). Es un proyecto tuyo y  te sientes mucho más motivado para sacarlo adelante, en una empresa eres más un poco como un número más.

A: Yo lo veo como el día que te emancipas de casa de tus padres, cuando estas en casa colaboras y tal,  pero cuando estas en tu propia casa…¡ostras!, ahí tienes que limpiar tú si quieres que la casa esté limpia, tienes que cuidarlo todo. Hacer tu propia empresa es también salir de la empresa en la que estabas cobijado.

 ¿Es difícil innovar dentro de las grandes empresas?

A: No es que sea imposible en las empresas grandes, pero es más difícil que una empresa grande quiera asumir los riesgos de tus ilusiones.

N: Nosotros tenemos ventaja porque somos más ágiles, somos un equipo pequeño y eso ayuda.

Hablemos de Mirubee: integra unos desarrollos tecnológicos muy potentes, una  parte de entretenimiento (gamificación) y  una rama social (ahorro energético)…

N: Mirubee  te permite conocer y medir  el consumo de la energía en un hogar y poder compararlo con las de otros hogares en igualdad de condiciones. Puedes  medir el consumo, analizarlo y  ahorrar.

A: Igual que en la factura de teléfono sabes como cuánto gastas, a quién has llamado, cuántos minutos, etc., en el consumo eléctrico estamos absolutamente ciegos, tenemos un número, pero no sabemos nada sobre el consumo detallado y no podemos hacer nada para gastar menos. Mirubee lo que propone es una plataforma para poder hacer una radiografía energética de tu casa.

N: El usuario se instala un dispositivo sencillo en el cuadro eléctrico de su casa que se conecta y nos envía los datos de consumo a su nuestro servidor y, desde ahí, los analizamos y los podemos mostrar para que el usuario sepa en qué momento ha gastado energía. Además, con un algoritmo que estamos diseñando, somos capaces de identificar los consumos de cada electrodoméstico.

Con los desarrollos tecnológicos que estáis haciendo ¿podemos llegar a conocer al detalle hasta el consumo de la peera, del horno, del cepillo eléctrico, etc.?

A: Estamos haciendo un hardware propio junto a Telefónica I+D y luego estamos desarrollando un algoritmo de inteligencia artificial para que, con esos datos que llegan a nuestros servidores, se pueda conocer el consumo elemento a elemento. Y así, saber lo que gastas en secadora, en lavadora, en lavavajillas, etc. 

Y se hace jugando. ¿Qué es eso de la gamificación?

N: La idea  no es crear una herramienta que la ves una vez y ya te olvidas. La idea es que la gente sea consciente del consumo de su hogar y cree el enganche de competir por ser el que menos consume. Gamificación  es aplicar  técnicas que se utilizan en juegos a otros hábitos que están fuera de los juegos. Te pongo el ejemplo de una cadena de pizzas que ofrecía  un juego en el que podías crear las pizzas y hacerlo en el menor tiempo posible, y después había un ranking de quién era el pizzero más rápido y la podías pedir y, además,  te la llevaban  a casa. Gamificación al final es fomentar el hábito para que la gente lo use más.

Pero al final no es un juego, hay una parte social muy importante. ¿Pensáis que  tratar temas serios, como la mejora del medio ambiente, de una manera fácil y divertida ayuda?

N: Decir al mundo que eres verde ayuda, igual es un poco feo decirlo, pero a la gente le gusta decir: “oye, he dejado de emitir no se cuanto C02 al mes”. Si no fuera social y se quedara en tu propio entorno, quizá no lo utilizaría tanta gente.

Nacho hablaba de lo importante que es lo social para que tenga repercusión. En vuestro proyecto, ¿cómo de importante es lo social, y que sea algo compartido y colaborativo?

N: Es importante porque, si a ti te dicen este mes has gastado tanto, te quedas un poco pensando “vale, ¿es mucho o es poco?”. En cambio, si lo compartimos y comparamos con la gente de tu comunidad, la información que te aporta es mucho más valiosa. “Ah, vale, estoy bien o estoy mal respecto a una persona que tiene los mismos m2, vive en mi región, con la orientación de la vivienda x, mismo número de personas, instalaciones y muchos otros parámetros…”. Así te puedes comparar en situaciones de igualdad.

Volviendo a lo de emprender, dice José Mª Chía de Pirendo que “ser emprendedor es como ser un atleta: hay que estar mentalizado para un maratón”. En un mercado tan competitivo, ¿cómo os preparáis para ese “maratón”?

A: La verdad es que no pensamos mucho en el futuro, vamos trabajando día a día, tenemos un objetivo, pero no nos agobia para nada que esto sea una carrera de largo recorrido. Sabemos que hay incertidumbres, pero también hay muchas salidas.

N: La verdad es que creo que nuestro problema es que no valoramos mucho el riesgo (risas), y es una de las claves para emprender.

A: De alguna forma creemos que, si sale mal, ¿qué? Pues buscamos otro trabajo o emprendemos otra vez. Nos entusiasma tanto, que la verdad es que  compensa.

De todo lo que os ofrece Wayra para completar el “maratón”, ¿qué es lo más importante: la inversión, la formación, la orientación, el espacio?

A: La formación que nos están dando es muy interesante, viene gente de muchísimo nivel y, claro, el emprendedor tiene que contar con muchos palos que para nosotros han sido novedades totales: controlar la cuestión financiera, el marketing, cuestiones legales, administrativas… Hay muchísimas cosas que tienes que controlar, y en Wayra nos están formando de una forma muy práctica, muy útil.

N: A nosotros nos ha ayudado mucho,  tenemos una formación muy “ingenieril” y no tan “marketiniana”. Para nosotros lo más importante está siendo la formación y la orientación. Bueno, el espacio está muy bien y la pasta también, claro (risas).

A: Una de las cosas que más nos está ayudando es aprender a quedarte sólo con lo esencial, a quedarte con aquello en lo que tú aportas más valor. De hecho, nosotros empezamos con una idea más ambiciosa y al final la hemos reducido a lo que mejor sabemos hacer: monitorizar el consumo energético y ser más eficientes en casa. Hemos aprendido a hacer menos cosas, pero hacerlas muy bien.

Además, estáis usando las redes sociales.  ¿Qué beneficios les veis para un proyecto emprendedor?

A: El beneficio es darte a conocer de una forma mucho más fácil, siempre y cuando tu proyecto sea algo novedoso, algo que aporta, algo diferente. Es decir, tradicionalmente, para darte a conocer tenías que pagar anuncios, o esperar a que el boca-oreja funcionara, pero el boca-oreja con las redes sociales se multiplica. Las redes sociales te sirven de trampolín.

Este mes lanzáis la beta y a finales de 2012 es el lanzamiento comercial. ¿Jugamos un poquito a soñar? ¿Cómo os imagináis a Mirubee durante 2012?

A y N: Nos imaginamos que ya podamos vender nuestro hardware, que el usuario pueda comprarlo, instalarlo en casa, empezar a aplicar medidas y  trucos de ahorro de energía que les vamos a dar y que vean que aquello funciona, que hay unos ahorros en la factura. Pensamos que podemos despertar el interés de alguna compañía eléctrica y llegar a todos los hogares a través de ellos.

Y para terminar, ¿qué consejos les daríais a los que están pensando en la aventura de emprender y puede que también en presentarse a las próximas convocatorias de Wayra?

A: Lo primero es que se atrevan. Una de las cosas que hemos visto cuando nos hemos metido en el mundo del emprendedor, es que el emprendedor es una persona normal. Yo pensaba que esto era para tíos muy listos y preparados, con Master en no sé qué, y al final se trata de tener ganas de trabaja, de tener ilusión, tener una idea clara y tirarla adelante con energía.

N: Un mentor nuestro nos ha dado un consejo: “es muy bueno pedir consejos a otros emprendedores que han tenido éxito y recibir imputs de tu proyecto, pero al final el que tiene que tomar la decisión eres tú y el criterio lo has de tener tú” . Se refiere a entender que el que haya tenido éxito no lo sabe todo.

A: Y al mismo tiempo, ser humilde con tu idea y estar dispuesto a cambiarla las veces que haga falta hasta que sea redonda, que no intentes llevar tu idea hasta sus últimas consecuencias pensando que era fantástica, aceptar que lo que escuchas igual era mejor y aunque no se me ha ocurrido a mi, lo incorporo y adelante.

Dice un proverbio americano: “nunca sopla el viento favorable para el marino que no sabe en qué puerto fondear”. Alex y Nacho  saben adónde van y les impulsa un viento favorable. Seguro que les va a ir bien.

Si queréis conocer un poco más sobre Mirubee


Mirubee: “Sabemos que hay incertidumbres, pero también hay muchas salidas”. Movistar MásQueNegocio

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies