José Mª Chía: “ser emprendedor es como ser un atleta: hay que estar mentalizado para un maratón”


Foto JoseMChia

José María Chía nunca soñó con montar su propia empresa. Asegura que él es como un atleta al que de pequeño le gustaba correr y que de mayor se ha convertido en todo un profesional. Por ello, asegura que es una carrera de fondo muy dura. De momento, ya ha corrido los primeros metros con la puesta en marcha de su propia empresa, Pirendo, dedicada a la inteligencia y analítica en social media que redefine el seguimiento, análisis y medición de las conversaciones en los medios sociales en un solo concepto.

¿Por qué nace Pirendo?

Fusión Pro Autónomos

Las empresas tienen la necesidad de saber que se está diciendo sobre su marca, competidores y sector. Desde Pirendo les ayudamos a conocer a sus consumidores y participar en la conversación. El proyecto nació a principios de 2010 con el nombre de Chamelon Tools, un cliente de twitter enfocado en las estadísticas de los usuarios. Tras un rodaje de la plataforma de más de un año, nos dimos cuenta que ampliando el abanico de gráficas y apostando por la marca blanca cubriríamos la necesidad de muchas agencias y Community Managers de justificar mediante datos reales el tiempo y dinero que se invierte en las redes sociales.

¿Cuántas personas formáis parte de la empresa?

Actualmente nuestro equipo lo formamos 6 personas, de los cuales 4 estamos en la oficina de Sevilla. Con los otros dos miembros estamos en contacto de manera telemática utilizando los recursos que Internet pone a nuestra disposición. Somos fervientes defensores de las reuniones via Skype y las herramientas de trabajo en grupo de Google.

¿Qué papel crees que desempeñan las redes sociales en nuestra sociedad?

Un papel primordial, sobre todo si tenemos en cuenta que nuestro propio equipo de trabajo se conoció a través de Internet. Hoy en día estar en las redes sociales para las principales marcas y entidades es casi obligatorio, ya que poco a poco se van introduciendo en los aspectos más cotidianos de la vida. Y no solo se trata de la parte comercial, sino de la parte humana que nos permite acercarnos a personas de cualquier parte del mundo sin que existan las distancias, y lo que es mejor, llegar a conocerlas.

¿Con qué tipo de clientes trabajáis?

Tenemos de todo, desde freelances y pequeños grupos hasta agencias que necesitan una plataforma de analítica para medir sus resultados e incluso clientes finales que tienen plantilla in-company para la gestión de su comunidad. Desde mediados del año 2011 también estamos trabajando con otros tipos de empresas más 1.0 que requieren de nuestros servicios para hacer estudios de mercado usando Internet como canal. Hay muchas empresas que todavía no se han atrevido a dar el paso de participar en la conversación pero, sin embargo, sí apuestan por la escucha activa sobre sus productos y servicios.

¿Ha sido difícil haceros un hueco en el mercado o las empresas y la sociedad están inmersas en la comunicación 2.0 y en las redes sociales?

Empresas en España hay de todo tipo y tenemos constatado que no influye su tamaño para lanzarse al dospuntocerismo. Trabajamos con pequeñas pymes que tienen una comunicación excelente y con grandes empresas del sector de la moda, tecnológico y financiero que no les tienen nada que envidiar. El quid de la cuestión es querer comunicarse con los clientes y aprender de ellos para mejorar la empresa día a día. Y para eso no solo hay que estar y participar, sino además medir y analizar las acciones. En ese momento, entra Pirendo en escena.

Tenemos una gran ventaja competitiva para el mercado hispanohablante que es el uso y entendimiento del español, tanto a la hora de proporcionar una plataforma que “entiende” el idioma, como para dar soporte adaptado a su horario laboral. Esto nos facilita una entrada al mercado mucho más suave y nos da posibilidades de expansión muy favorables.

¿Cómo ves el futuro de Pirendo?, ¿cuáles son vuestros objetivos a medio/largo plazo?

Expansión internacional, dominar el mundo… (risas) Este año tenemos planeada la expansión a Sudamérica lo que nos va a permitir aprender nuevas maneras de trabajar y conocer otros mercados. El tejido empresarial de esos países, con economías en alza y con los que compartimos mucho más que el idioma, nos permitirá seguir evolucionando y alcanzar los objetivos que nos propongamos.

¿Por qué decidiste ser emprendedor?

Uno no decide ser atleta de manera profesional, simplemente empieza a correr hasta que se da cuenta de que es a eso a lo quiere dedicarse. Ser emprendedor se podría comparar con ser corredor de maratones, hay que estar mentalizado para una carrera donde se exigen esfuerzos intensos y prolongados.

Hace falta independencia, ganas de superación personal, mucha constancia, querer ayudar a otras personas y no tenerle miedo a equivocarse ni a viajar lejos de casa. Se aprende siempre del error y saliendo de la zona de confort.

Desde pequeño siempre me han llamado la atención los negocios y el poder inventar cosas útiles que mejoraran el día a día de los demás, me produce mucha satisfacción y me ayuda a levantarme al día siguiente con la ilusión de mejorar y hacer cosas nuevas.

Formas parte de Iniciador Sevilla… ¿realmente hay gente con ganas de emprender?

Iniciador es una comunidad estupenda de gente con muchas ganas de sacar su idea adelante y convertirla en su futuro negocio. En Andalucía no falta gente con talento e Iniciador es una manera de aunar esfuerzos, compartir logros y penurias, sobre todo en estos dos últimos años de crisis, y alguna que otra oportunidad. Animo a la gente que tenga alguna inquietud a pasarse por allí, aprenderá mucho y quizá reciba ese empujón que a veces hace falta que nos peguen.

Además de estar metido en Iniciador Sevilla, das cursos, llevas una empresa… ¿cómo lo haces?, ¿cuál es tu secreto?

Podría decirte que soy un tipo muy organizado y tengo suministro ilimitado de clones… pero no es así. Realmente no existe ningún secreto. Simplemente es tener fe en el proyecto, plantearse unas metas y luchar por acercarse cada día un poquito más a ellas. Y cuando uno hace las cosas con pasión esas horas de trabajo no pesan.

Con el optimismo a sus espaldas, José María seguirá dando pasos en su particular carrera de fondo con el objetivo de estar cada día un poco más cerca de la meta que en su día se planteó. Y con la confianza plena de que la nueva competición en Sudamérica esté plagada de éxitos.


José Mª Chía: “ser emprendedor es como ser un atleta: hay que estar mentalizado para un maratón” Movistar MásQueNegocio

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies