Diego del Nogal: “emprender y aprender van de la mano”


Foto Diego Ziddea

Foto Diego Ziddea

Cuando en Ziddea comenzaron su andadura “emprendedora” tenían claro que el diseño web profesional era su sector, confiando plenamente en el proyecto que tenían entre manos y las grandes cosas que podían hacer con él. El esfuerzo, la profesionalidad y las ganas son algunas de las bases que Diego, uno de sus fundadores, considera básicas para iniciarse como emprendedor en este sector y en cualquier otro.

Durante años Internet fue el “futuro”, sin embargo ahora no podemos hacer otra cosa que hablar de que es el “presente”. Cuando os decidisteis a emprender vuestro negocio, ¿erais conscientes de la gran cantidad de competencia que había?, ¿cuáles fueron los principales problemas que os encontrasteis en los inicios?

Fusión Pro Autónomos

Cuando decidimos emprender en 2003, ofreciendo servicios de diseño Web, lo hicimos porque teníamos claro que sería un servicio que se convertiría en algo imprescindible, y si a ello le unes la pasión por el diseño, en lugar de analizar la cantidad de competencia, nos decidimos porque pensábamos que podíamos ofrecer un producto destacado y que nos haríamos un hueco.

Lo más difícil por aquel tiempo era que debido al bajo uso de Internet en las pymes y micropymes, cada venta se convertía en una labor de evangelización sobre los beneficios de la presencia de las empresas en Internet. Afortunadamente, esos tiempos han pasado y hoy día, con la cantidad de alternativas tipo “háztelo tu mismo”, quien contacta con una empresa de diseño y desarrollo web tiene clara la importancia de estar de forma profesional.

¿Son los negocios 2.0 la mejor manera de iniciarse en el universo “emprendedor”?

Quizás, pues al ser un sector en auge y crecimiento continuo, es más fácil que se vayan abriendo nichos y posibilidades de negocio. Además, el coste en relación a montar otro tipo de negocio suele ser bastante más reducido.

En época de crisis son muchos los que creen que la llave para avanzar es darle confianza no tanto a las grandes empresas como ayudar a los jóvenes emprendedores. ¿Estás de acuerdo?

Por supuesto, creo que hay mucho ingenio y talento emprendedor que con facilidades burocráticas, de contratación y financieras crearían, no solo autoempleo, sino también nuevos puestos de trabajo.

Cuando pusisteis en pie Ziddea, ¿teníais un plan de negocio previo?, ¿habíais valorado la cantidad de “papeleo” que teníais que hacer o fue la burocracia uno de vuestros grandes escollos?

Lo cierto es que no, o no más allá de un plan de negocios mental, pues cuando empezamos éramos dos autónomos en una oficina de 30 metros, por lo que los gastos estaban medidos y reducidos. Solo había que captar clientes y conseguir trabajar. Confiábamos  plenamente en el producto que íbamos a ofrecer.

El papeleo y la burocracia no fueron escollos, ya sabíamos por lo que había que pasar, pues entonces era mi segunda empresa y además no teníamos prisa por empezar a trabajar en una fecha determinada.

¿De qué manera os automotiváis cuando las cosas quizá no van cómo os gustaría?, ¿de dónde saca uno las fuerzas cuando sabe que trabaja para un negocio que solo depende de uno mismo?

Afortunadamente, nunca faltó trabajo y los problemas estaban más relacionados con la productividad, por lo que con mucha autocrítica, tesón y voluntad de hacer bien las cosas, el resultado llegaría.

Que el negocio dependa de nosotros mismos es suficiente aliciente para que nunca decaigan las fuerzas.

¿Os habéis arrepentido en algún momento de haberos metido en este negocio? Si pudierais cambiar algo de lo que hicisteis cuando comenzó el proyecto Ziddea, ¿qué sería?

¡Qué va! Estoy encantado. Además, hoy día, quien recurre a una empresa como la nuestra es porque quiere un trabajo de calidad y ambicioso, por lo que cada proyecto es un reto y una motivación para todos los que formamos Ziddea. Aprovecho esto para agradecerles la dedicación, ilusión y el buen rollo que impera en el estudio, son unos cracks.

En cuanto a si pudiera cambiar algo de cuando empezamos, pues seguro que muchas decisiones hubieran sido diferentes por la experiencia adquirida hasta el momento. Pero todo ese camino y el que nos queda es una formación continua, ya que “emprendizaje” y aprendizaje van de la mano.  Por enumerar alguna, sería haber empezado a usar y dominar los gestores de contenidos de código libre mucho antes.

Diego del Nogal tiene claro que Internet es el camino y las ganas de hacer cosas diferentes y rodearse de un equipo de profesionales con los que trabajar en continua sintonía son el secreto para emprender.


Diego del Nogal: “emprender y aprender van de la mano” Movistar MásQueNegocio

1 Comment

  1. Excluyente
    Excluyente02-06-2012

    Lo que debería es aprender un poco pues son muy cortitos, y están limitados,es todo fachada.

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies