Isabel Ortiz: ‘Si no hay emprendedores, nos estancamos’


Hace dos años, a Isabel Ortiz le detectaron un trastorno: locura. O al menos, así lo aseguraba su entorno cuando se enteró que dejaba su trabajo fijo en una gran empresa y con proyección, por montar su propio negocio junto a su hermano Álvaro. La situación económica por entonces flojeaba ya pero ella tenía muchas ganas de lanzarse a la piscina. Hoy ha hecho de su pasión, la gastronomía, su negocio: Mumumío, una web en la que, asegura, podemos comprar comida de verdad directamente del productor, ecológica y gourmet.

Mumumio

Empezamos a funcionar en octubre de 2010 tras hacer un estudio de mercado, tanto de la oferta como de la demanda que existía, y nos encontramos con productores que tenían ganas de vender sus productos vía online. Empezamos con solo 5 productores y a día de hoy tenemos ya 150.

Fusión Pro Autónomos
  • ¿Y con quién trabajáis?

Intentamos tener productores de toda España: desde un artesano que hace empanadas gallegas a un productor de quesos de La Mancha, pasando por un agricultor de fruta y verdura ecológica en Almería. A todos ellos les ofrecemos la posibilidad de poder vender en toda España. De esta manera, los clientes pueden acceder a comida de calidad a través de Internet. Y hablamos de un producto clave: comida de productores locales y pequeños que gracias a las nuevas tecnologías encuentran una salida.

  • ¿Cómo es vuestra relación con el productor?

Es cierto que, al principio de crear Mumumío, el productor era muy reacio, pero ahora que ven que nos estamos consolidando y que saben que van a tener pedidos, resulta mucho más sencillo convencerles. Además, tratamos con productores que conocen Internet pero también con otros para los que el mundo online es algo completamente nuevo y no creen que puedan vender sus productos de una a otra punta del país. Por suerte, luego ellos mismos comprueban que sí es posible. Y eso es lo bonito de mi negocio: al productor le facilitamos, a través de una herramienta de comercio electrónico, vender sus productos en zonas que nunca habría imaginado, mientras que al consumidor le facilitamos el acceso a los mismos.

  • ¿Cuál es la respuesta del consumidor?

El consumidor se atreve a comprar por Internet aunque todo depende de lo que quiera comprar. Nosotros tenemos diferentes categorías de productos y no todos son igualmente demandados. Por ejemplo, la compra de naranjas por Internet está muy consolidada. Aún así, hablamos de productos directamente recolectados que llegan a la casa del usuario en apenas 24 horas.

También está el problema de la tarjeta de crédito que, por suerte, va mejorando. El consumidor español no tiene miedo a la hora de comprar con la tarjeta por Internet porque ya lo hace con otros productos. Por ello, creo que lo importante es tener una buena oferta.

  • ¿Os planteáis saltar la frontera?

La mayoría de nuestros productores está situado en España pero tenemos un 5% que tiene productos de fuera, es decir, productos gourmet de Reino Unidos, Japón o Alemania así que, después de consolidarnos en España, queremos salir fuera con el mismo modelo, aprovechando el conocimiento ya adquirido, fomentado, así, el consumo local de cada zona.

  • Tú tenías tu propio trabajo fijo y de repente decidiste montar este negocio. ¿Por qué?

Estudié Administración y Dirección de Empresas y siempre me había gustado mucho el tema de la comida. Trabajé en un banco, en una auditoria… Pero, junto a mi hermano, vi que había un hueco en el mercado y barajamos la posibilidad de crear un portal para que los productores pudieran vender sus productos sin la necesidad de crearse una tienda online propia. De hecho, ese es el gran valor añadido de Mumumío: facilitamos la vida a muchos pequeños productores que les es imposible crearse su web, buscar programadores, etc.  En definitiva, quería trabajar en algo que me encantara y me apetecía mucho asumir este reto.

  • Y tu entorno… ¿que te decía?

Justamente todo esto se gestó en 2010, cuando ya estaba en boca de todos la famosa crisis. Así que me decían que estaba loca. ¡Dejar un trabajo fijo en una empresa consolidada y de prestigio era una locura! Pero es una apuesta que hice y si crees en algo, lo darás todo para que salga bien. Si en el futuro tengo que cambiar de proyecto, no pasa nada. El camino recorrido me habrá enseñado muchas cosas y, simplemente por ello, merece la pena.

  • ¿Qué balance haces hasta ahora de tu aventura como emprendedora?

De momento Mumumío funciona, vamos creciendo y estamos muy contentos. Bien es verdad que estoy todo el día pendiente de mi negociero te sale solo, no es forzado y para mí es muy importante no hacer las cosas por obligación, sino por gusto y satisfacción. Es muy bonito ver cómo vas creciendo, incluso en equipo.

  • ¿Y lo menos bueno?

Es un proceso duro y cuando te vas a lanzar, tienes que tener muy claro que es un camino largo y que puede no salir bien. Incluso hay momentos muy duros en los que te ves solo. Por ejemplo, donde yo trabajaba antes, si tenía alguna duda o algún problema, recurría a mi jefe. Ahora, no. Pero tengo un hermano y nos apoyamos mutuamente.

  • ¿Cómo es emprender en España?

Los temas burocráticos, que cada día se van facilitando más, son duros y siempre se dice que  muchas instituciones están a disposición del emprendedor para ayudarle. Nosotros directamente no pedimos ayudas, ni nadie nos ha ayudado. Mi hermano y yo empezamos a desarrollar el negocio en casa, sin alquilar una oficina ni nada. Cuando empezamos a ver que esto empezaba a funcionar, ha sido cuando nos hemos lanzado de verdad. Creo que no tenemos muchas facilidades pero… es lo que hay. Hay que ponerse a trabajar con los recursos que uno mismo tenga, con su cabeza y sin perder un minuto.

  • ¿Algún consejo a futuros emprendedores?

Desde mi punto de vista, cualquier persona que esté barajando la posibilidad de emprender, tiene que analizar muy bien el mercado en el que se vaya a meter. Moralmente, y aunque puedas, no podemos ir buscando inversores sin cabeza.  Es fundamental verificar que tu negocio tiene sentido.

  • ¿Qué papel crees que desempeñáis los emprendedores en la sociedad?

Somos una pieza clave porque creamos empleo y nuevas ideas. Si no hay emprendedores, nos estancamos y no vamos hacia adelante. La sociedad debe concienciarse y decir “¡ánimo!” cuando saben que alguien va a lanzar un proyecto y justamente, en España, ocurre lo contrario. Sin embargo, otros países son mucho más conscientes de la riqueza que dan los emprendedores a la sociedad. Creo que desde pequeños, deberían inculcarnos más ese sentimiento de crear cosas, de no tener miedo y de que si te caes, te puedes levantar. Y si las nuevas generaciones no vamos haciendo cosas nuevas, ¿quién las va a hacer?

A día de hoy, Mumumío lo conforman siete personas. Su objetivo es consolidarse y seguir creciendo mientras incorporan nuevos productores. Pero solo lo podrán hacer si el cliente quiere. Y parece que sí, porque el que compró el mes pasado, también lo está haciendo al mes siguiente.

Mumumio en  twitter facebook linkedin Pinterest Flickr


Isabel Ortiz: ‘Si no hay emprendedores, nos estancamos’ Movistar MásQueNegocio

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies