Marta Bonet: “el secreto está en la colaboración”


foto Marta Bonet

Marta Bonet y su alter ego, la burrita Pepa Pepper, tienen las cosas muy claras, su intención es promocionar Mallorca y hacerlo no solo como forma de hacer negocio de manera personal, sino creyendo en la gente y en las oportunidades de colaboración que puedan surgir, dejando de lado el individualismo y la competitividad. Por el momento a Marta las cosas le han ido bien con ese planteamiento, lo que afianza la idea de que todos juntos podemos hacer algo bueno y diferente. Hablamos con ella y esto fue lo que nos contó.

Te lanzaste como emprendedora, a pesar de la gran cantidad de competencia que existe actualmente. Cuéntanos un poco cómo fue la experiencia.

Fusión Pro Autónomos

La verdad es que llevo ya varios años “emprendiendo” cosas. Casi siempre dedicada al turismo, a la hostelería, he estado muy metida en estas cosas. Estuve un par de años en Inglaterra y la idea era un poco canalizar todo lo aprendido y usar los contactos obtenidos también, en pro de conseguir un futuro en Mallorca, mi ciudad de origen.

Pensé que hacía falta un empujoncillo, porque no se estaba promocionando de la manera en la que yo pensaba que debería hacerse, así que decidí aprovechar la oportunidad de coger un establecimiento, reformarlo y ver si superábamos ese primer reto, que era sacarlo adelante, porque era un establecimiento que estaba abandonado prácticamente, con los recursos que había adquirido más las herramientas que en ese momento comenzaban a estar a nuestra disposición: redes sociales, nuevas tecnologías, etc.

Me lancé a coger ese pequeño hotelito al sur de la isla con el handycap de que era el momento en el que empezaba la crisis, la gente estaba triste, había miedo, preocupación, y se hacía difícil levantar proyectos. Pensé que si este era el sentimiento generalizado, lo que debíamos hacer eran campañas divertidas e innovadoras que dieran una inyección de ánimo, fue la manera en la que me puse a crear un personaje, una burrita, por el tema del agroturismo, Pepa Pepper, a la que le di una personalidad fresca y cariñosa y la fui posicionando en redes sociales. Ella era la que comunicaba mis negocios, mis empresas, pero sobre todo Mallorca como destino, su cultura, su gastronomía, etc. Iba buscando al cliente potencial que me sirviera no solo para la época de verano, sino para todo el año.

Con esa forma de comunicar que comentabas nada impersonal, con cariño, ¿crees que te sirvió para diferenciarte de la competencia?

No importa las herramientas que utilices, si lo que haces es comunicar, llegarás a mucha más gente si lo haces con sentido del humor, con cercanía, con cariño… No es más que sentido común, no he hecho nada especial, solo utilicé los recursos que tenía a mano. Me gusta ver qué hace el resto de la gente, me gusta colaborar, para mí no es inteligente competir, sino unir fuerzas. Lo que interesa es atraer a gente a Mallorca y si Pepper ha conseguido atraer a gente, yo pongo esa herramienta a disposición de todo el mundo porque de lo que se trata no es de que vengan al establecimiento, sino de que vengan a Mallorca. Una vez que vengan ya nos distribuiremos, pero lo que interesa es que vengan.

¿Para montarse una empresa sola hay que tener un punto de locura?

Todo tiene sus riesgos, una de las cosas que más disfruto de todo este tinglado que monté con Pepper, es que después cree Rebuzzna una empresa encargada de posicionar a otras empresas o personas que me pedían ayuda después de ver lo que había hecho con Pepper. Para que aprendan con esas herramientas y unan fuerzas para que sepan como tienen que hacerlo.

También estoy ahora haciendo conferencias y charlas, no por una cuestión de autobombo sino porque creo que si mi ejemplo puede servir para echarle una mano a otras empresas, pues usaré todos los recursos posibles para ello. Estoy también en un programa de radio que se graba en podcast y se llama “Emprendedores Digitales” y un poco lo hago por lo mismo, para que los emprendedores que nos siguen, puedan aprender de nuestra experiencia y seguir adelante.

En algún momento pensaste, yo no puedo más…

No es fácil porque llega un momento en el que encuentras a personas o empresas que son competitivas, critican, cierran puertas, y te intentan poner las cosas difíciles, pero sin embargo, lo que haces es rodearte de la gente que sí ve las cosas de la misma forma que tú, y el resto lo desechas.

También hay gente muy equivocada con el tema de las redes sociales, mucha gente piensa que es gratuito, y la verdad es que escribir 40.000 tweets no es gratuito, requiere mucho tiempo, esfuerzo, una estrategia detrás, pero a mí me recompensa saber que estoy echando una mano a todo el mundo que yo pueda.

Lo que te hace continuar es el beneficio no solo económico sino también el personal, ¿no?

En  realidad el que mi caso se convierta en un ejemplo a seguir, que con un burro, un ordenador y muy pocos recursos se vea que se puede emprender, es fantástico. Defiendo el tema de la colaboración, porque hay mucha gente que cuando empieza tiene miedo a estar solo, pero hay cosas que quizá es verdad que no puedas hacer solo, pero que se puede lograr colaborando. Si yo no tengo tiempo para llevar la comunicación online, por ejemplo, se puede llegar a acuerdos y a un quid pro quo con otros compañeros para que ellos te lo hagan y a cambio tú les des otro servicio.

Tu punto de vista en cuanto a la colaboración no es muy común, tendemos a ser muy individualistas…

Al final, tal y como avanzan las cosas, va llevándonos a acabar con el individualismo, prueba de ello son las redes sociales. Por eso creo que la gente que continúa con esa actitud no podrá cubrir carencias que puedan tener y acabarán perdiendo oportunidades.

¿Crees que en España se apoya al emprendedor?

Creo que cada vez se están dando más cuenta de que, además en una época de crisis, es necesario apoyar a los emprendedores, que hay que sacarse las castañas del fuego y para eso es necesario echar una mano por parte de las instituciones públicas. Ellos mismos se han dado cuenta de que si no apoyan a los emprendedores están nadando contra corriente y además creo que en España hay mucho talento, unido a que estamos en un momento de movilización y de un cambio de mentalidad total. Hay que abrir la mente y hacer las cosas de forma diferente, y ese talento va sembrando semillitas que acabarán dando sus frutos.

Lo que debemos pensar es quienes somos, lo que queremos hacer y dónde nos gustaría estar dentro de unos años, preparándonos para llegar a esos objetivos, y que todo lo que hagas durante ese tiempo sea coherente y sirva para cumplir los objetivos del futuro. Y si se fracasa, no pasa nada, se vuelve a empezar. Los fracasos son buenísimos porque de ellos se aprende y así la siguiente vez se estará más cerca del éxito.

Y como bien dice Marta, si ella con un burro y un ordenador ha sido capaz de levantar un proyecto tan interesante como Rebuzzna, solo hace falta un poco de ganas de hacer las cosas bien y disfrutar con lo que se hace, poniéndole el máximo esfuerzo y levantándose una y otra vez si las cosas no salen bien.


Marta Bonet: “el secreto está en la colaboración” Movistar MásQueNegocio

2 Comments

  1. Del “yo estuve allí” al “ya he hecho esto” por Antonio Quilis « Columnas « DIR&GE – Blog de Directivos y Gerentes
    Del “yo estuve allí” al “ya he hecho esto” por Antonio Quilis « Columnas « DIR&GE – Blog de Directivos y Gerentes03-16-2012

    […] burrita Pepa Pepper, la contadora de experiencias de la Finca Sant Blai de Mallorca, de la mano de Marta Bonet –la dueña de la finca y de la agencia Rebuzzna Comunicación – y su éxito en las redes y en […]

  2. rhoyos
    rhoyos01-02-2012

    Buen comienzo del blog y si contáis con Marta para empezar, el éxito lo tenéis asegurado.

    Un abrazo

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies