Cómo manejar tus finanzas personales o las de tu pyme

Cómo manejar tus finanzas personales o las de tu pyme

No siempre es fácil poder mantener el control de todas las finanzas personales o las de tu empresa. Pero seas o no emprendedor es muy importante organizar y llevar la cuenta de los ingresos diarios para evitar sustos innecesarios y poder incrementar los ingresos.

¿Por qué mejorar tus finanzas personales?

¿A veces te cuesta llegar a final de mes? o ¿sientes que a veces no llevas un control de los gastos semanales? ¿no ves la manera de dónde reducir los gastos semanales o mensuales? Si estas dudas te invaden a menudo y quieres ponerle remedio empieza pon atención al plan que encontrarás a continuación.

Mejora tus finanzas personales con objetivos

Muchas veces no conseguimos ahorrar porque no nos hemos marcado unos objetivos claros. Todos tenemos ilusiones o objetivos específicos en nuestro día a día que fomentarán el esfuerzo hacia el ahorro. Puede que tengas un viaje que desde hace tiempo pospones por falta de dinero, o ser dueño de una casa o un negocio, impulsar una idea innovadora y revolucionaria que estaba olvidada en un cajón por falta de financiación.

Primero debemos plantearnos algunos objetivos a largo plazo y que nos costará más cumplir. Por ejemplo, no tener deudas de gran volumen como por ejemplo una hipoteca. El siguiente paso es plantear objetivos a corto plazo, disminuir los gastos diarios innecesarios o controlar mejor los gastos derivados de la tarjeta de crédito.

Diseña un plan de finanzas personales

Para cumplir los objetivos a corto plazo es necesario elaborar un plan que ayude a controlar el presupuesto que tenemos: ¿cuáles son los gastos? ¿cómo puedo saldar las deudas pendientes? En qué situación económica nos encontramos actualmente con las fortalezas y debilidades, tomar conciencia de las finanzas personales para tener un buen control de la situación.

Una vez nos hemos familiarizado con la situación, se debe elaborar un plan futuro con un presupuesto mensual. Esta herramienta es fundamental para tener éxito financiero que contribuya a enfocar los gastos de tu dinero.

¿Cómo controlar el presupuesto de tus finanzas personales?

Cuando comenzamos a ahorrar es importante llevar un diario con los gastos, al menos durante varias semanas. Apunta todo de manera detallada con fecha, hora y concepto. ¿Por qué? esto nos ayudará a localizar hábitos de consumo que nos perjudican con el ahorro. Con esta táctica podremos ver los patrones de comportamiento y corregir las debilidades que nos impiden ahorrar.

Al crear un plan de presupuesto personal se deben tener en cuenta los ingresos, este ítem nos ayuda a saber cuál es el techo de gasto que nos podemos permitir. También los ingresos y el tiempo que invertimos para obtenerlos nos ayudan a conocer el coste y el esfuerzo que debemos invertir para conseguirlo.

Pasado un mes siguiendo el plan elaborado, el porcentaje que es recomendado para ahorrar es guardar un 20-25% de tus ingresos mensuales. Si el primer mes no lo consigues no hay que desanimarse este porcentaje es general, depende de tus ingresos, metas, etc. Lo más importante es que los gastos no superen los ingresos y que poco a poco aumentes el porcentaje que eres capaz de ahorrar mensualmente.

¿Eres emprendedor? Mejora las finanzas de tu Pyme

Si es importante las finanzas a nivel personal, en una pequeña empresa todavía es más importante tener un control que garantice que las ganancias superen a los costes de producción, ¿cómo controlamos esto?

De la misma manera que planeamos un plan con las finanzas personales para conseguir unos objetivos, a la hora de emprender se debe planificar de manera similar pero teniendo en cuenta otros parámetros.

El primer parámetro a tener en cuenta es saber cuál es valor material de los medios que tenemos para emprender: equipos digitales, mobiliario maquinaria, bienes inmuebles… En segundo lugar, calcular los costes fijos que posee la empresa: alquiler, contratación de luz, impuestos, etc. Y también los gastos variables y derivados de las producción de los productos y servicios: materias primas, mano de obra o presupuesto para publicidad.

Una vez analizados todos estos datos se restan al beneficio obtenidos del resultado del ciclo de producción. De este ratio se debe fijar un margen neto de beneficio con el que se puede ir ajustando los precios y costes según cada negocio.

Es importante que a la hora de llevar nuestro negocio, al igual que con las finanzas personales controlemos muy bien los gastos y beneficios para optimizar al máximo las ganancias y analizar muy bien dónde podemos conseguir mejores resultados.

Ana Martín del Campo Fernández-Paniagua

Periodista en IEBS Business School, graduada por la UCM de Madrid. Activa, curiosa y siempre con ganas de continuar formándose. Lectora voraz y amante de la radio, el diseño y la ilustración.


Cómo manejar tus finanzas personales o las de tu pyme Movistar Ana Martín del Campo Fernández-Paniagua

Responder

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies