Los internautas adoptan nuevas formas de ver televisión y abandonan el consumo lineal

Los internautas adoptan nuevas formas de ver televisión y abandonan el consumo lineal

Las tendencias del consumo de televisión apuntan a un escenario fragmentado en el que destaca la pérdida de relevancia de la emisión lineal tradicional frente al consumo diferido y a la carta, según el informe anual “Televidente 2.0” elaborado por The Cocktail Analysis junto a la agencia Ymedia y Telefónica.

En la actualidad, poco más de la mitad de los internautas (53%) hacen un consumo lineal de la televisión, ya sea desde canales TDT o desde el lineal de la televisión de pago. La mitad restante se reparte entre diversas opciones como VOD, grabadores y servicios de recuperación, APPs, streaming y descargas piratas.

Un tercio de los consumos se realiza sobre plataformas IPTV, mientras que un 10% del declarado se refiere a plataformas OTT.

La televisión de pago, cada vez más valorada

Se impone una nueva forma de ver televisión, donde el usuario está evolucionando en su manera de relacionarse con los servicios de televisión de pago. Las suscripciones a estos servicios son cada vez más valoradas.

Así, el 51% de los internautas ya paga por servicios de televisión (IPTV y OTT) y se observa un panorama de convivencia entre las plataformas IPTV y OTT. La primera muestra un ligero crecimiento frente al año anterior y las diferentes alternativas de OTT son elegidas por un 25% de internautas. Además, un 16% de internautas mantiene pago sobre ambos tipos de plataforma de manera independiente.

Estas plataformas son percibidas como espacios diferentes, con valores propios y un público distinto para cada una. En ambos casos, las plataformas IPTV y OTT constituyen un espacio de valor para los usuarios. Las plataformas de IPTV tiene su fortaleza en el cuádruple play (telefonía fija y móvil, Internet y televisión premium) y un abanico de contenidos de valor muy amplio. Las OTTs basan su fuerza en su contenido exclusivo, generalmente series de producción propia con suscripciones económicas.

Como indicábamos, los usuarios muestran perfiles sociodemográficos diferentes en función de las plataformas utilizadas. En concreto, los suscriptores exclusivos a OTTs son los de perfil más joven (57% menor de 35 años) y de género masculino (57%), con preferencia por las series extranjeras y películas. Uno de los puntos clave de contratación es el bajo precio del servicio OTT.

Por su parte, los suscriptores conjuntos  de OTT e IPTV se muestran como un segmento de alto valor al ser grandes consumidores de todo tipo de contenidos (fútbol, series, películas, etc.) en mayor medida que el resto de segmentos. El 60% se encuentran entre los 25 y 45 años y el precio no es una barrera para ellos, sino que valoran el disponer de un servicio más adaptado para ver el contenido que desean.

En cuanto a los suscriptores a IPTV muestran un perfil de consumo focalizado en los contenidos clave de esta plataforma (fútbol, series extranjeras y películas) pero muestran un menor interés por el resto de opciones.

Por último los internautas sin ningún tipo de suscripción de pago (49%) son los de mayor edad (65% por encima de los 35 años) y con mayor presencia de mujeres. Sus consumos más destacados son aquellos propios del lineal TDT: noticias, series españolas, música.

Más fácil acceso a la televisión de pago gracias al cuádruple play

El cuádruple play ha democratizado el acceso a la tradicional televisión de pago. Este acceso es percibido como más sencillo, menos exigente y exclusivo, aunque también supone una menor motivación en la contratación de la televisión.

Sin embargo, la motivación crece con la búsqueda de contenidos dentro de una oferta que se aprecia como más variada, relevante y completa que hace unos años.

Los suscriptores también valoran que los contenidos sean accesibles fuera del lineal ( mediante un catálogo VOD, aplicaciones, grabaciones…) que permitan sacar partido a los contenidos y hacer un consumo más personalizado.

La oferta actual de IPTV permite así un consumo más adaptado a las preferencias de los usuarios. Lo más valorado es la elección flexible de consumo y la diversidad de contenidos, por encima de la ausencia de publicidad.

La gran oferta existente, y las nuevas modalidades como el cuádruple play, reducen el interés por la piratería, aunque sigue siendo empleada. El número de internautas que utiliza acceso “piratas” para el consumo de contenidos es del 67% aunque su intensidad se reduce desde la implantación y extensión del cuádruple play en España.

Movistar+ se distancia de sus competidores

Entre los actores del mercado, Movistar+ se distancia de sus competidores gracias a una oferta de contenidos de mayor valor. Sin embargo, el abonado se muestra exigente, con una disponibilidad de contenidos cada vez mayor.

La alta oferta de servicios es otra de las fortalezas de Movistar+, con VOD, apps, grabador, últimos 7 días, download to play, V.=, etc. Destaca especialmente la app de Smart TV como un acceso a la oferta de contenidos que proporciona una mejor experiencia que el interfaz del desco.

Precisamente, en términos generales, la Smart TV consolida su presencia para el consumo audiovisual no lineal. El smartphone también consolida su posiciones como dispositivo de contenido audiovisual, en concreto como medio de acceso para dicho consumo: un 29% de sus usuarios utiliza este dispositivo para el consumo audiovisual durante 4 o más horas en semana.

El uso de la Smart TV está llegando a niveles apreciables en España: la mitad de los hogares internautas dispone ya de una con una experiencia de uso positiva. Esta situación permite la extensión del uso del dispositivo para el consumo audiovisual no lineal (24% de los que lo tienen lo usan a diario para ver contenidos).

Ligero descenso de YouTube

La pujanza de Youtube, una de las principales plataformas de consumo audiovisual en los últimos años, decrece. La plataforma audiovisual de Google sufre un ligero descenso en penetración (4%), uso en dispositivos y consumo.

En la caída de YouTube juegan dos factores principales: una población internauta que crece en los segmentos de mayor edad (según datos del EGM) y la aparición de nuevas ofertas de contenidos relevantes para los usuarios y que disputan el tiempo disponible.

En este caso, aunque parece claro un efecto de las propuestas de televisión, no cabe descartar el efecto de otras propuestas vinculadas a la música (que es uno de los contenidos más consumidos en YouTube).


Los internautas adoptan nuevas formas de ver televisión y abandonan el consumo lineal Movistar MásQueNegocio

Responder

Nuestra web utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies